Las Tunas, Cuba. Sábado 18 de Noviembre de 2017
Home > Las Tunas > Irma provoca daños menores en área protegida La Isleta

Irma provoca daños menores en área protegida La Isleta

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Las Tunas.- El paso del huracán Irma por la costa norte de Cuba puso en peligro las riquezas naturales de las cuales se siente tan orgullosa la provincia de Las Tunas. El área protegida la Isleta. Bahía de Nuevas Grandes en el municipio de Manatí es considerado el ecosistema de bahía mejor conservado del país y allí se salvaguardan especies de la flora que son únicas del archipiélago cubano.

En cuanto las condiciones meteorológicas lo permitieron, un grupo de trabajadores visitaron el lugar para evaluar los daños. El director de la Reserva Ecológica, Arsenio Cruz Rodríguez  reveló a Tiempo21 que los árboles fueron los más afectados por el meteoro, así como los techos de la Estación biológica.

¿Qué valoración preliminar existe de los daños materiales?

«Los daños son menores de los esperados. Ante la amenaza del huracán se adoptaron todas las medidas pertinentes y se protegieron los trabajadores y los recursos materiales de la entidad. Se desmontaron los paneles solares, se guarecieron las embarcaciones y los medios informáticos, previendo que los efectos de los ciclones son generalmente devastadores en esta zona. Realmente, no tenemos que lamentar daños mayores, pues se previó con tiempo»

¿Las penetraciones del mar afectaron el ecosistema?

«No, aquí no subió el mar y los daños materiales se pueden recuperar con facilidad. No obstante, los árboles fueron muy afectados, algunos arrancados de raíz y otros perdieron las ramas».

¿La Isleta atesora especies de la flora emblemáticas que son muy valiosas para la Flora cubana, alguna de ellas fue destruida?

«Los ejemplares de Doerfeldia cubensi, conocida como Bruja negra, es una especie en serio peligro de extinción que cuidamos mucho, pero como están dentro del bosque, fueron protegidos por otros árboles y no sufrieron mayores daños. En el caso del Baccari orientali, o Romerillo de Costa, endémico local restringido, aunque está muy cerca de la costa, afortunadamente también resulto ileso»

¿En otros provincias del país, las aves costeras resultaron muy dañadas, que situación encontraron en el área protegida?

«Por suerte, en el recorrido que realizamos encontramos muy pocas aves muertas, tampoco encontramos peces muertos en la playa, como si pasó con el huracán Ike».

El área protegida La Isleta, a solo 12 kilómetros de Playa Santa Lucía, en el territorio camagüeyano, tiene  especial relevancia por el  buen estado de conservación de sus manglares y constituye refugio para una población remanente del cocodrilo americano, Crocodylus acutus y del manatí antillano, Trichechus manatus, dos de las especies con mayor peligro de extinción en Cuba.

También deviene hábitat de 305 especies de plantas, entre las que sobresalen 25 endémicas y 13 especies florísticas amenazadas de extinción.

Administrada por  la Empresa Nacional para la Protección a la Flora y la Fauna, dispone de más de siete kilómetros cuadrados en los cuales,  especialistas y guardabosques laboran en la  preservación  de ese ecosistema casi virgen en aras de disminuir las acciones de caza, pesca y la tala de árboles ilegales, como parte del programa de manejo integral de la zona.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Tania Ramirez

Periodista. Graduada de Ingeniería Química. Reportera de Radio Victoria, en temas de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente y la historia local. En una etapa se desarrolló como Jefa de Información de esta emisora. Le gustan los temas sociales y la polémicas sobre asuntos de la vida diaria. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @TaniaRamirezR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


uno × 8 =