Yenier Nápoles atento ante la seguridad de la vida Yenier Nápoles atento ante la seguridad de la vida (Tiempo21/Foto: Angeluis)
Gente

Yenier Nápoles atento ante la seguridad de la vida

Yenier Nápoles atento ante la seguridad de la vida (Tiempo21/Foto: Angeluis)
(Tiempo21/Foto: Angeluis) 

Escuche declaraciones de Yenier Nápoles

Las Tunas.- Tras un año de preparación en primeros auxilios, Yenier Nápoles Calderín frecuenta la playa no como un vacacionista más, sino como un ángel de la guarda de todos los que sí van a disfrutar de ella.

Con orgullo y disciplinadamente porta su uniforme rojo y blanco para que se note su presencia, y mientras está atento les transmite confianza a los bañistas.

Pero Yenier no puede solo. El hecho de que sea un salvavidas y que esté capacitado para poner en práctica los conocimientos en caso de accidentes, no significa que sea el único que pueda evitarlos.

«En esta época del año las playas son muy frecuentadas por los más pequeños, y en la provincia de Las Tunas la zona costera de La Boca en el municipio de Puerto Padre es, sin dudas, la más demandada», puntualizó.

«Aunque allí los niveles de accidentalidad son muy bajos en este verano, siempre es mejor precaver que lamentar, y los padres tienen protagonismo en esta tarea.

«El consumo de bebidas alcohólicas, desviar la atención a otras actividades mientras los niños se bañan en la playa, comer frutas de semillas grandes como el anoncillo, son algunas de las negligencias en las que incurren los mayores y que pueden provocar lamentables sucesos».

Los padres son los que deben dar el ejemplo, y en algunas ocasiones prefieren pensar que sus hijos ya son grandes como para aprender a nadar en lo más hondo, o delegan responsabilidades a otros que no son tan niños, pero que igual no son capaces de controlar la situación como lo deberían hacer ellos.

Según Yenier « los esfuerzos por evitar accidentes se redoblan en la etapa estival y su trabajo requiere también de desafiar a la buena vista para poder divisar una amenaza y frustrarla a tiempo, pues con la afluencia de personas y las pocas condiciones de visibilidad se corre el riesgo de demorar los primeros auxilios.

De ahí la importancia de la familia. Si se procediera de forma correcta no habría necesidad de la ayuda especializada.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Adalid de ideas multiplicadas

Roger Aguilera

Zabala, confesiones de un comparsero

Leydiana Leyva Romero

Metodio y la radio, un binomio singular

Adialim López Morales

Enviar Comentario


× seis = 36