Opinión

Cuba vuelve a sentir las huellas del terror

Las Tunas.- La tunera Yanisbel Cera Lazo de 35 años de edad, aún permanece en la sala de cuidados intensivos en la ciudad de Barcelona, en España. Ella es una de los cinco cubanos víctimas del atentado terrorista ocurrido el pasado jueves en la capital catalana.

Sus familiares, a más de siete mil kilómetros de distancia permanecen a la expectativa, y es que resulta muy difícil para cualquier familia estar tan lejos de sus seres queridos en momentos de caos y dolor.

Yanisbel reside en la ciudad de Barcelona hace poco más de un año. En el momento de la tragedia paseaba con sus hijos, hermana y sobrina, y como el resto de las víctimas del atentado fue sorprendida por los terroristas.

Cuba, isla de poco más de 11 millones de habitantes, desde el mismo momento en que conoció los lamentables hechos, y antes de saberse los nombres y las nacionalidades de las víctimas, ha estado muy atenta a las noticias que a diario publican los medios relacionadas con el siniestro.

Ante hechos similares ocurridos en otros tiempos en distintos países del mundo, los cubanos han mantenido siempre una actitud solidaria con los pueblos víctimas y de rechazo a las acciones que promueven el terror a personas inocentes.

Pero nunca se había sentido tan de cerca el dolor y la desesperación desde aquel 6 de octubre de 1976, cuando la tripulación y los pasajeros del avión de Cubana de Aviación perdieron la vida en el conocido crimen de Barbados.

Bien conoce la nación antillana esa sensación amarga sobre la barbarie de la que a veces es testigo el mundo, y de la miseria que aguarda en el interior de algunos hombres.

Por eso Cuba no olvida su Historia, porque el manto negro del terrorismo vuelve, se replica en otras latitudes, nos alerta sobre los males que estremecen el mundo en que vivimos.

El impacto ha sido tanto que en estos días las redes sociales se han convertido en tribuna para todos los que han querido expresar sus sentimientos de apoyo y aliento a los damnificados. De una forma u otra han unido idiomas, nacionalidades y  culturas.

El mundo entero ha sido convocado a proclamarse en contra de atentados y guerras, a favor de la paz. No solo los muertos y heridos en España cuentan como víctimas, también lo son aquellos que no confían en su seguridad y pierden el sueño a causa del miedo. 

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

El tiempo será el que dicte la sentencia

Leydiana Leyva Romero

Que la formalidad no destruya las buenas ideas

Adialim López Morales

Fin del bloqueo a Cuba, un reclamo de la comunidad internacional

Redacción Tiempo21

1 comentario

Juan Lozano hernandez 25 agosto, 2017 at 6:39

Que titular mas inadecuado, parecia que había algo de terror en las tunas, sin embargo su coemtraio0 muy bueno relacionados a los hecho de terrorisno.

Respuesta

Enviar Comentario


+ 6 = diez