Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Abril de 2018
Home > Fidel Castro > Conversando con Fidel

Conversando con Fidel

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Conversando con FidelLas Tunas.- Desde pequeña soñaba con verlo de cerca y tocarlo, para eso añoré mucho que en mi etapa como pionera me llegara algún día la oportunidad de asistir a un Congreso de la organización para que me escuchara hablar, porque tenía muchas impresiones que contarle.

Lamentablemente hoy ya tengo 24 años y nunca pude disfrutarlo a menos de un metro de distancia, con excepción de los días que lo veía, en el televisor de mi casa, erguir ese pecho verde olivo en las tribunas para convocarnos a la batalla diaria.

Que rabia con esta mente que no alcanza recordar cuando visitó a mi pueblo, Jobabo, al sur de Las Tunas. ¿Se acuerda? Yo no puedo, solo tenía tres años, y gracias a mis padres sé que fue mi única oportunidad de estar bien cerquita de usted, pero sin conciencia todavía era imposible reaccionar ante su presencia.

Sin temor a sonar repetitiva, le diré que lloré su pérdida como llora una madre a un hijo, porque ese dolor es insuperable.

Sin embargo tuve que ponerme fuerte para despedirlo como usted lo merecía, y ahí, ahí Fidel, debuté como una verdadera periodista. Le confieso que fue difícil, y hoy, con mucho dolor porque no quería que esas hubieran sido las circunstancias, hasta eso tengo que agradecerle.

Hoy cuando se celebra en todo el orbe e aniversario 91 de su natalicio lo felicito. Es usted un hombre grande, de tamaño y de alma. Es el recuerdo de sus contemporáneos, el ejemplo de los jóvenes, y será el anhelo de las nuevas generaciones que no pudieron conocerle.

Agradecida le estoy de su humanismo y humildad que lo llevaban siempre a trabajar por todos sin esperar nada a cambio.

Pero el orgullo, la admiración, no son sentimientos para llevarse solo en el alma. Hay que ventilarlos, compartirlos para que tomen diferentes rumbos, y que todo el mundo se entere.

Estoy segura que mi voz chocará en otros idiomas quizás, pero con el mismo amor y respeto. Me despido de usted ahora porque tengo que encontrar un desenlace a esta crónica, pero sepa que lo extraño.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yaicelin Palma Tejas

Graduada de periodismo en la Universidad Ignacio Agramonte, de la provincia de Camaguey (2016). Atiende los temas de la educación. Desde pequeña le fascinaba ser maestra o periodista, pero se decidió por el Periodismo porque es la manera de expresar lo que siente y ayudar a mejorar su entorno desde su lugar. Le gustan las historias de vida para dar a conocer el mundo que cada persona lleva dentro. Es amante de la lectura, la poesía y el baile. Ha sido premiada en concursos del sector como el Nacional 26 de Julio. Es presidenta del Club Juvenil de la Prensa en Las Tunas. yaicelinpt@rvictoria.icrt.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


uno + 7 =