Las Tunas, Cuba. Lunes 21 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Abuelos y nietos: amor a manos llenas

Abuelos y nietos: amor a manos llenas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Abuelos y nietos: amor a manos llenasEl amor hacia los abuelos bien podría definirse como una dimensión especial dentro de la familia cubana, por constituir en gran medida el sostén y el orden del hogar, a partir de su vasta experiencia en el tránsito por la vida.

En los hogares cubanos, donde generalmente conviven dos o más generaciones, el respeto constituye una cualidad esencial para mantener la armonía entre los miembros de la familia, fundamentalmente hacia los ancianos.

La alegría, el cariño y a veces hasta un regaño oportuno, matizan la relación entre los nietos y sus abuelos, donde la complicidad y los secretos compartidos están presentes en la existencia cotidiana.

Acciones como buscar a los niños en la escuela, ir a clases de artes plásticas, idioma y ballet, son cotidianas en muchas familias en las cuales las personas de la tercera edad se mantienen activas y ocupan un lugar esencial en el desarrollo de los infantes.

Las historias divertidas del pasado, el álbum de fotos familiar y los recuerdos de la primera infancia constituyen asuntos permanentes en las conversaciones de los ancianos, siempre prestos a ayudar, defender y corregir en la misma medida.

A través de múltiples experiencias, los adultos mayores ejercen una influencia positiva en su entorno social y en muchas ocasiones se convierten en segundos padres o madres ante la ausencia de uno de los progenitores.

Sin embargo, en algunas familias los abuelos se encuentran subvalorados y no poseen el marco apropiado para expresar sus opiniones sobre las problemáticas que puedan presentarse y se ven en determinados momentos privados de participar en decisiones colectivas del hogar.

Esta conducta afecta los intereses e influye negativamente en la autoestima de los longevos, para los cuales el lugar de convivencia es una herramienta esencial, debido a la inseguridad y la dependencia propias de la edad.

Mantenerse en plena vitalidad a pesar de los años y colaborar en las tareas de la casa, deben ser las premisas fundamentales que sustenten las relaciones en los hogares donde existen adultos mayores.

La preocupación y el cuidado constante de la salud y la calidad de vida de este sector de la población, comprometen a todos los miembros de la  familia con su bienestar y es una prioridad del Estado cubano, a partir de diversas prestaciones, entre ellas los hogares de ancianos.

Dice un refrán popular que a los nietos se les quiere más que a los hijos, y es que el amor a manos llenas representa la mayor compensación para aquellos que alguna vez hicieron todo por su familia y hoy ya peinan canas.

El abuelo intenta reflejar su protagonismo de Padre Mayor, y en muchos casos con una mirada seria impone respecto sin que apele a los llamados regaños, que en determinados momentos sí son necesarios como una especie de Orden y de Alerta  a lo que debe hacerse correctamente, sobre todo por parte de los nietos más apegados. (Eileen Molina Fernández, ACN)

/MDN/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 4 = cero