Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Octubre de 2017
Home > Las Tunas > Mucha sequía y poca lluvia, el estigma de Las Tunas

Mucha sequía y poca lluvia, el estigma de Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Mucha sequía y poca lluvia, el estigma de Las TunasLas Tunas.- Al inicio de casi todas las tardes de este mes de julio el sol castiga sin piedad a la oriental provincia de Las Tunas y con el paso de las horas el cielo, extremadamente azul, se llena de nubes grises o negras que presagian una tormenta de grandes dimensiones.

Sin embargo, en la mayoría de las oportunidades se quedan en eso, en un intento de la naturaleza por hacer caer la lluvia sobre estas sedientas tierras, en la esperanza de los meteorólogos y los campesinos, en los ruegos de la gente sencilla que casi siempre tiene sus recipientes vacíos…

Pero, una decepción tras otra. Las nubes de desvanecen, las precipitaciones se alejan y los embalses siguen casi secos. Incluso, a esta altura del período lluvioso, solo tienen un 26 por ciento de su capacidad total de llenado, lo que resulta insuficiente para estos tiempos y muy peligroso pues solo restan los meses de septiembre y octubre con algunas posibilidades.

La situación es difícil, no hay dudas. En la ganadería se sienten los efectos de la sequía y más en la agricultura.  Aunque, para ser justos, es exactamente en esas actividades en las que se demuestra la perseverancia y el atrevimiento de los productores de alimentos.

Se les ve empapados de sudor, con el sol que «raja piedras», como dice una vieja sentencia popular, pero, con una yunta de bueyes y un tanque de agua, repartiendo un poquito a cada planta para que crezca vigorosa y dé buenos frutos.

Pasa con los cultivos varios, el tabaco, los futuros árboles, la caña, y hasta con los pastos y forrajes que luego alimentarán a vacas, cerdos, carneros y aves.

Aunque esta ciudad posee una mejor situación, gracias a las presas El Rincón y Cayojo con cobertura de agua, la sequía se hace sentir también en las cabeceras de los restantes municipios tuneros.

¿Y qué decir de 524 comunidades que reciben el agua mediante carros cisternas? Es un gasto extraordinario de combustibles y otros recursos; pero, bien vale la pena para garantizar el líquido a unas 133 mil 475 personas.

En la provincia, unos 700 kilómetros al este de La Habana, las precipitaciones no han sido lo que se desea, ni lo que se necesita, por lo que se pronostica una etapa muy difícil para la economía en sentido general y de manera especial para la agricultura, ganadería y la zafra azucarera.

Esperamos las lluvias como un milagro de la naturaleza y mientras llegan, el ahorro se impone, a veces por convicción y otras por obligación.

/MDN/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − = 4