Las Tunas, Cuba. Viernes 20 de Julio de 2018
Home > Las Tunas > Plaza de la Revolución de Las Tunas con veinte años de historia

Plaza de la Revolución de Las Tunas con veinte años de historia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Plaza de la Revolución de Las Tunas con veinte años de historiaLas Tunas.- La Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García González llega este 26 de julio a las dos décadas de inaugurada, con el privilegio de los habitantes de la provincia de Las Tunas no sólo de ser sede de las actividades centrales por la efeméride en 1997, sino de contar aquel histórico día con la presencia del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y el General de Ejército Raúl Castro Ruz.

El entonces Segundo Secretario del Comité Central del Partido comunista de Cuba (PCC) estuvo desde la mañana acompañado por Vilma Espín Guillois, para verificar la obra y saber desde donde hablaría, e intercambió con la historiadora y directora de la plaza, la Licenciada Margarita García Laguna, quien como parte de los inversionistas de la obra, fiscalizaba la calidad y el montaje, así como el personal que trabajaría en la institución.

A ella se debe la selección de la frase que presidiría el Salón principal o de los Generales: «…unidos todos por el vínculo del patriotismo»,  expresada por Vicente García mientras buscaba unir a los hombres en función de continuar la guerra cuando ya se pactaba ante los españoles.

Plaza de la Revolución de Las Tunas con veinte años de historia

MSc. Margarita García Laguna.

Margarita García recuerda también al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, quien «preguntó mucho sobre la historia de Las Tunas, la relación con Calixto García, tuvo curiosidad por la fuente de agua del área de concentración y fiscalizaba lo que se había utilizado en materia de recursos en la misma, y si se había optimizado para futuras intervenciones en el inmueble».

La historiadora describe que «se sentía eufórico y no salió del lado del busto del general García, y me dijo que quería conocer más del trabajo de los artistas tuneros para lo que con posterioridad nos preparamos y le mostramos parte de las obras de nuestros artistas».

Otra de las personalidades asistentes fue el pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín. Con mezcla de orgullo y nostalgia  evoca Margarita la despedida de Fidel, «me tomó por el hombro y me dijo: directora no he transitado su plaza, le debo la visita. Todos dejaron su rúbrica incitados  por el General de Ejército Raúl Castro».

Los gestores de la Plaza

El primero de enero de 1997 se convocó a una reunión con artistas, ingenieros y arquitectos para crear la Plaza de la Revolución, haciendo un recorrido y visitas a las plazas en la región Oriental.

Tres equipos de trabajo presentaron sus propuestas en el mes de febrero, pero al no existir consenso las direcciones del Partido y del Gobierno decidieron que se fusionaran los proyectos en uno, al frente del cual estuvieron los arquitecto Eric Barceló y Domingo Alás.

Se pensó utilizar el bronce, pero faltaban los recursos, y al escultor Lescay con la Fundación Caguayo le era imposible emprender la idea, por lo que los artistas tuneros plantearon que podrían hacerlo con su asesoramiento. Los escultores Roger Artuña, Pedro Escobar, René Peña y Manuel Montero trabajaron en la escultura monumental.

Lo primero era hacer un Pantógrafo, y el 14 de Mayo se comienza a ejecutar el proyecto del Vicente con un tamaño de cinco metros modelado en barro, vaciado en yeso y fundido en hormigón, y el modelado duró 17 días. Todo se haría con el asesoramiento directo de Rita Longa quien viajó en varias ocasiones a la Provincia para supervisar los trabajos.

El escultor Rafael Ferrero diseñó el machete, cuyo grosor es de una pulgada, mide cinco metros y medio, y fue confeccionado en fibras de vidrio en el astillero Astinor de Gibara, Holguín; en tanto artistas locales hicieron los bustos de Vicente García, Francisco Varona, Juan Fernández Ruz, Julián Santana, Ramón Ortuño, Francisco Muñoz Rubalcava, Francisco Vega, y José Sacramento León.

Durante su primera fase se utilizó la plaza el 21 de Abril en el Acto por el  Aniversario 36 del Ejército Oriental, cuando estuvo presente el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, quien había dado la aprobación de construir la Plaza.

A un costo de tres millones de pesos, y 70 mil dólares, la obra se terminó el 25 de julio de 1997, y fue inaugurada al día siguiente, en el aniversario 44 de los Asaltos a los Cuarteles Moncada Y Carlos Manuel de Céspedes.

Entonces se desempeñaba como Primer Secretario del Comité Provincial del Partido Misael Enamorado Dáger, y en el cargo de Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Francisco Grave de Peralta.

Estructura y simbología  

La Plaza cuenta con tres niveles, cada uno de los cuales representa los incendios de la ciudad, el primero el 13 de Octubre de 1868, el segundo el 26 de septiembre de 1876 por Vicente García, y el tercero el 30 de agosto de 1897 por Calixto García. En su fachada los paneles en chamota con relieves y textos narran la historia de la provincia desde San Miguel del Rompe el 4 de Agosto de 1868, reunión preliminar de la guerra de los diez años y el alzamiento de Las Tunas.

Aparecen los combates más significativos, como Palo Seco el 2 de Diciembre, Baraguá, creación del Movimiento 26 de julio, la Columna 12 que operó en el territorio por orientaciones de Fidel, la creación del IV Frente Oriental Simón Bolívar, y culmina con el optimismo de Las Tunas de no quedarse atrás. 

Encima se alza desde una mole de hormigón el Mayor General, con su machete ondeando como lo querían ver los tuneros, como saliendo de esa oscuridad historiográfica que ha mutilado su trayectoria y la de sus hombres. En su interior se ubica el salón donde están los generales,  lugar adecuado para actos solemnes.

Hay dos laterales, uno de protocolo y eventos, y otro para actividades socio administrativas, y especializadas en la historia del bravo mambí. Posee un patio de fondo para acampadas pioneriles, y se caracteriza por un amplio plan de actividades de promoción sociocultural como son los encuentros con la historia, Evento de Plazas del país, conciertos didácticos y actos de organismos.

Frente al complejo escultórico está situada una gran área de concentración, siendo de las más grandes del país, con un parquecito para los artistas llamado Brígida Zaldívar, esposa del prócer tunero.

/YDV/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Maira Castro Lora

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Oriunda de la provincia de Santiago de Cuba. Fue Jefa de Información y de Redacción. Es reportera de temas de la industria, la ciencia y la tecnología. Ahora se desarrolla como corresponsal de Radio Reloj en la provincia de Las Tunas y se mantiene colaborando para Tiempo21 y Radio Victoria. Es una profesional competente, que demuestra calidad en su labor diaria. @micelele

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


1 + = dos