Las Tunas, Cuba. Miércoles 15 de Agosto de 2018
Home > Opinión > Las Tunas frente a los retos de la Tarea Vida

Las Tunas frente a los retos de la Tarea Vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Las Tunas frente a los retos de la Tarea Vida

Mareas astronómicas se registran en el Puerto de Manatí, provocadas por la elevación del nivel medio del mar (Foto cortesía de IPF)

Las Tunas.-  En las playas arenosas del litoral norte de la provincia de Las Tunas se aprecia un retroceso promedio de 1,2 metros anuales de la línea de costa, además de una erosión intensa. Se trata del dato más impresionante revelado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en el documento que dio lugar al Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático o Tarea Vida.

Tal realidad deviene verdadero desafío ambiental, cuyos efectos, de carácter acumulativo, amenazan con limitar el desarrollo turístico de la zona, la supervivencia marina y hasta la humana. Debemos enfrentarlo con las acciones más apropiadas y consecuentes. 

Los expertos tuneros identificaron que la pérdida de arena en los balnearios, ubicados en los municipios de Puerto Padre y Jesús Menéndez, responde a causas naturales y también a acciones incorrectas de las poblaciones que habitan cerca del litoral

Está  probado que en el año 2008 las ráfagas del huracán Ike azotaron con fuerza  la costa norte tunera y sus asentamientos, además de provocar una gran destrucción en el ecosistema.

Los registros meteorológicos aseguran que el fenómeno trajo vientos máximos sostenidos de 190 kilómetros por hora, que causaron grandes estragos, al producir inundaciones de hasta un kilómetro de profundidad en poblados como el Puerto de Manatí.

Sin embargo, la erosión no es solamente culpa de los eventos meteorológicos. Durante años, las personas residentes en las ocho comunidades costeras de la provincia han contribuido a ese fenómeno, en especial con construcciones improvisadas sobre las dunas, el derrame de desechos de todo tipo, las extracciones sistemáticas de arena y la tala de la vegetación marina.

Según las investigaciones, las playas más dañadas en el orden físico y paisajístico son Covarrubias y La Llanita, en el municipio de Puerto Padre; y La Herradura, y Punta Corella, en el de Jesús Menéndez.

Las Tunas frente a los retos de la Tarea Vida

Las playas del norte de Las Tunas son las más afectadas con la erosión costera (Foto cortesía del CITMA)

Tras la aprobación del Decreto Ley 212, conocido como Ley de Costas, en el año 2000 se inició en el país un reordenamiento costero que estableció la demolición de  inmuebles turísticos y de otros tipos edificados sobre las dunas, abogó por evitar en lo sucesivo  la siembra de pinos y detuvo el intenso ritmo de extracción de arena del mar con fines constructivos.

A pesar de estas medidas, el fenómeno persiste, y a sus efectos se agrega que gran parte de las viviendas del sector privado no se han retirado de la línea costera, y hasta hoy se levantan cerca del litoral infraestructuras costosas en áreas vulnerables.

Para evitar la erosión se debe verter cantidades de arena capaces de  reponer la que  desapareció  por el impacto de los fenómenos naturales. Además, es imperativo  sembrar vegetación de costa que la retenga, pues la original fue talada  indiscriminadamente. Queda también el reto de reubicar a las poblaciones costeras, un proceso que llevará años, y para el que quizás no tengamos tiempo.

A la grave problemática se agrega la necesidad de enfrentar la intrusión salina, la atención a la baja productividad de los suelos y  la sequía agrícola en las tierras cercanas a la costa.

Las afectaciones en este sentido provocan la salinización de los suelos y el estrés hídrico, que ponen en riesgo la seguridad alimentaria y la calidad del agua que consume la población tunera.

Por otro lado, a la provincia no le es ajena  la elevación media del nivel del mar, apreciable ya tanto en su costa norte como en la del sur, con inundaciones costeras que provocaron, por ejemplo, la reubicación de parte de los pobladores de Guayabal, en Amancio.

La Tarea Vida tiene como principios básicos  acciones dirigidas a preservar la vida de las personas, la seguridad física y alimentaria y el interés turístico.  

Las Tunas precisa elaborar respuestas para enfrentar el cambio climático, y adaptarse a sus desafíos. Hay que lograr, además, que el tema sea centro de debate en la vida cotidiana de quienes debemos entregar al futuro un territorio con vida.

/MDN/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Adalys Ray Haynes

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Se inició como reportera en Radio Victoria. Fue Jefa de Redacción y subdirectora del Sistema Informativo de la Radio en la provincia de Las Tunas. Presidenta de la delegación de la Unión de Periodistas de Cuba en Las Tunas. @adalyssr

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


seis × 6 =