Las Tunas, Cuba. Viernes 18 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Historia > Ramón López Peña, perenne defensor de nuestras fronteras

Ramón López Peña, perenne defensor de nuestras fronteras

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Ramón López Peña, perenne defensor de nuestras fronteras

Ramón López Peña.

Las Tunas.- Con el sabor amargo del último trago de café en los labios, cayó ultimado aquel atardecer 19 de julio de 1964, el soldado de Las Tunas Ramón López Peña, en el vil intento de las tropas de estadounidenses de ocupación en la ilegal Base naval de Guantánamo de forzar una intervención armada en Cuba en aras de derrocar la Revolución cubana.

Unos minutos antes del cambio de guardia, los marines yanquis de la posta comenzaron las maniobras de provocación rastrillando los fusiles, y apuntando con ellos a los cubanos. Incluso, un soldado enemigo se acercó a la cerca fronteriza con ofensas verbales y para lanzar piedras.

Cuando, como de costumbre se produjo el relevo del batallón fronterizo a las 6:00 de la tarde, Ramón López Peña y Héctor Pupo Sucarno, pasaron a ocupar la posta 44.

Los pormenores de la tarde presagiaban una guardia tensa y los jóvenes decidieron tomar antes un trago de café de la cantimplora para estar alertas. Poco después, dos estadounidenses echaron cuerpo a tierra y dispararon las primeras ráfagas que silbaron muy cerca de ellos.

Inmediatamente las tropas cubanas recibieron la orden de protegerse en la trinchera. Sin embargo, Ramón, que fue el último en correr hacia el sitio seguro, resultó herido de gravedad.

La bala que le atravesó el cuello le provocó la muerte a las 7:07 minutos de aquel adverso día.

Nuevamente las tropas cubanas guardafronteras tuvieron que apelar a la serenidad para no responder a la agresión y de ese modo lograron frustrar las intenciones imperialistas.

Ramón López Peña era oriundo de la comunidad de la Morena, en el municipio de Puerto Padre, y desde muy joven se vinculó al trabajo de la tierra.

A los 15 ingresó en las Milicias Nacionales Revolucionarias. Su abnegada actitud en las Fuerzas Armadas Revolucionarias y su participación en la lucha contra bandidos, avalaron su ingreso en la Brigada de la frontera.

Cuando cayó ultimado por las balas enemigas tenía solo 18 años de edad y su vida futura estaba llena de proyectos y sueños aún por realizar.

A 53 años del crimen su ejemplo honra hoy a las tropas cubanas que salvaguardan el territorio nacional frente a la ilegal Base Naval de Estados Unidos en Guantánamo.

/MDN/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Tania Ramirez

Periodista. Graduada de Ingeniería Química. Reportera de Radio Victoria, en temas de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente y la historia local. En una etapa se desarrolló como Jefa de Información de esta emisora. Le gustan los temas sociales y la polémicas sobre asuntos de la vida diaria. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @TaniaRamirezR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro × 8 =