Las Tunas, Cuba. Sábado 18 de Noviembre de 2017
Home > Salud > El cambio de vida de los medicamentos

El cambio de vida de los medicamentos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El cambio de vida de los medicamentos Las Tunas.- En la provincia de Las Tunas están en déficit 102 de los poco más de 700 medicamentos del cuadro básico que comercializa la Empresa Encomed del territorio y esa carencia es notable, sobre todo, en el caso de los antihipertensivos, tan demandados por la creciente cifra de pacientes con descompensación arterial.

Jim Karel Almaguer Ortiz, especialista comercial de la Empresa Comercializadora de Medicamentos Encomed Las Tunas, explicó que prácticamente todos los grupos farmacológicos tienen afectaciones y los más sensibles son los de uso popular, así como los medicamentos de tarjeta de control para el tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles.

El cambio de vida de los medicamentos

Jim Karel Almaguer Ortiz, especialista comercial de la Empresa Comercializadora de Medicamentos Encomed Las Tunas. (Foto de la autora)

Almaguer Ortiz precisó que la mayoría son fármacos producidos en industrias cubanas, pero la materia prima se importa. Según les han explicado los productores, existe un ciclo logístico para ese proceso de llegada al país que atraviesa por dificultades.

Encomed Las Tunas adopta medidas para enfrentar ese déficit de medicamentos, como dar prioridad a las farmacias de las comunidades de más difícil acceso, dentro de los alrededor de 165 clientes con que cuentan en la provincia, y de ellos 105 son ese tipo de instalaciones de salud pública.

El ciclo de distribución de la empresa a sus clientes está en siete días de cobertura, pero se monitorea semanalmente las faltas; mientras Encomed mantiene reuniones de trabajo con profesionales del Sistema de Salud Pública para conocer dentro de los medicamentos afectados, los más sensibles, y establecer alternativas y protocolos de tratamiento con fármacos del mismo grupo.   

Ante el déficit de medicamentos y los problemas con los suministradores de las materias primas, para su producción en Cuba, se exhorta a la población a no desesperarse, evitar el acaparamiento y abandonar la tendencia al consumo excesivo de fármacos.

Según los registros de demanda de medicamentos en esta oriental provincia cubana, incrementa la incidencia de diabetes y la hipertensión arterial, así como las enfermedades cardiovasculares.

La crisis afecta sobre todo a los antihipertensivos, pero comienzan a estabilizarse los diuréticos que acompañan los tratamientos de la tensión arterial, como la clortalidona y la hidroclorotiazida, así como el salbutamol para las enfermedades respiratorias, y en baja cobertura aparece el tan buscado clordiazepóxido. 

El falso Edén de los medicamentos…

Un medicamento puede salvar su vida, pero también privarlo del placer de la existencia, porque cada organismo tiene un sistema metabólico diferente y ni siquiera fármacos de uso popular se convierten en inocuos para todos.

En los últimos tiempos el consumo excesivo de medicamentos y abuso de algunos grupos, como los antibióticos, provoca que las bacterias y virus logren resistir a estos y debilitar el sistema inmunológico, que es la defensa natural del cuerpo frente a las infecciones.

El cambio de vida de los medicamentos

Leodan Ferrera Gutiérrez, jefe del Centro de Distribución de la Empresa Comercializadora de Medicamentos Encomed Las Tunas. (Foto de la autora)

Leodan Ferrera Gutiérrez, licenciado en Ciencias Farmacéuticas y jefe del Centro de Distribución de la Empresa Comercializadora de Medicamentos Encomed Las Tunas, comentó que los controles apuntan a que crece el consumo de fármacos en el territorio.

«Es importante conocer que nunca la opción para enfrentar una enfermedad es automedicarse. Aunque se tenga una enfermedad crónica, siempre hay que chequear su impacto en la salud, y cuando no cause el efecto esperado, pues se debe visitar al médico para ajustar dosis o cambiar el tratamiento, porque el metabolismo de cada persona es diferente».

Fármacos como la dipirona tableta, conocida comúnmente como la duralgina, hoy en déficit en el territorio tunero, pueden ser muy peligrosos, plantea Ferrera Gutiérrez, pues resulta agresiva al sistema digestivo.

«Este es un medicamento en desuso en el mundo. Nosotros lo utilizamos porque es beneficioso en el tratamiento de enfermedades tropicales presentes en el espectro nacional como dengue o zika, pues se deben usar analgésicos o antipiréticos que no favorezcan la antiagregación plaquetaria.

¿Qué otros medicamentos le preocupan a usted en cuanto a su impacto en la salud de la población?

«Los antibióticos. Nos llamaba la atención cómo en países como Venezuela, donde tuvimos la posibilidad de cumplir misión internacionalista, existen enfermedades que aquí hay que usar prácticamente cefalosporinas, un medicamento de atención al paciente grave, para poder eliminarla, y allí con una simple penicilina u otro antibiótico resuelven el problema de salud.

«Está demostrado que los microorganismos y agentes patógenos mutan y con el tiempo hacen resistencia a los antibióticos. Por eso es importante saber en qué momento usar un fármaco de este tipo y cómo utilizarlo».

Los medicamentos se actualizan. ¿Cuáles son los que desaparecen del cuadro básico y que preocupan a la población de Las Tunas?

«En este caso tenemos al meprobamato, un medicamento en desuso en el mundo. Cuba ya lo sacó de su cuadro básico, por esta causa y la cuestión de las materias primas, pero en su lugar ofrece uno tan eficaz como este que es el metocarbamol.

«Entre los medicamentos más novedosos que produce hoy el país está el Heberprot-P, con excelentes resultados en la evolución de los pacientes con lesiones de pie diabético, y Las Tunas es una de las provincias más destacadas en su aplicación en el país.

«Además, ante la alta incidencia del cáncer en la isla, Cuba trabaja en la producción y uso de los anticuerpos monoclonales».

El especialista llamó en Las Tunas a un consumo mesurado de medicamentos, ante su impacto en la salud humana, y para evitar la resistencia de infecciones y bacterias, por el uso excesivo, sobre todo, de antibióticos.

/MDN/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 8 = uno