Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Cultura > El Callejón de la ceiba y el fomento de la cultura

El Callejón de la ceiba y el fomento de la cultura

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El proyecto comunitario El callejón de la ceiba es un paradigma del trabajo comunitario. (Tiempo21/ Foto MiguelDN)

Las Tunas.- Con nueve años el Callejón de la ceiba encuentra motivos para crecer en la convocatoria, ya sea a la sombra del robusto tronco, o al abrigo de la galería-taller de escultura Rita Longa, en esta ciudad.

El pintor Liusan Cabrera, recuerda cuando Othoniel Morfis Valera, el gestor del proyecto, lo invitó a sumarse para acercar a los infantes a las artes plásticas.

«En el 2008, cuando Othoniel me vio para realizar este magnífico proyecto, me propuso que yo fuera uno de los integrantes que comenzara fundando este callejón, con uno de los talleres.

«Comencé dando talleres de artes plásticas en forma general, sobre todo el de papier maché, una técnica muy antigua pero que no todo el mundo conoce. Eso fue muy positivo porque a la hora de estar todos en el callejón, todos los sábados de ese verano, se empezaron a sumar personas.

Liusan Cabrera. (Tiempo21 /Foto MiguelDN)

«Creo que el callejón ha tenido una gran importancia en el panorama cultural, no solo de la provincia de Las Tunas, sino también a nivel nacional, porque el tocarle la puerta a los vecinos, y que lleguen aquí, conozcan un poco más del arte, sin la necesidad de ir a una galería, y encontrarse con varios artistas y compartir con ellos, es una gran oportunidad».

Lesbia de la Fe Dotres fue otra de las pioneras a la sombra de la ceiba.

«El proyecto comenzó a aglutinar personas que estaban interesadas en las manualidades, en participar en aspectos culturales, en invertir su tiempo libre en algo creativo. Así comenzamos, y a mí me correspondió el taller de muñequería, que es con el que más trabajo.

«Fuimos haciendo muñecas de diferentes formas, fue el primer paso para rescatar esta parte de las manualidades, tan importante en Cuba, porque las muñecas de trapo siempre han acompañado a las niñas.

«Ahora en las vacaciones debían florecer, en todas las instituciones, talleres, para niños, jóvenes y adultos. Pienso que aquí en el taller de la ceiba tenemos que incorporar sangre joven también, porque es donde va a estar la continuación».

Y quién le diría a Othoniel Morfis Valera, en aquel verano del 2008, que El callejón de la ceiba contaría con tantas ramas dispuestas a fortalecer el proyecto.

«Es una alegría infinita estar celebrando el noveno aniversario de un proyecto que le nació a la galería-taller de escultura, que dirijo, como una alternativa para la jornada estival.

Othoniel Morfis Valera. (Tiempo21 /Foto MiguelDN).

«A pesar de que hubo resistencia en algunas personas que me decían que eso no iba a prender, la idea prendió, y de qué manera. Cuando terminamos ese verano del 2008, muchos de los miembros y participantes de los talleres, me dijeron: Othoniel, pero esto no puede parar, porque qué yo me hago los sábados cuando esté en la casa triste, que me sienta mal; vamos a seguirnos reuniendo. Y se convirtió así en algo vivo, parte nuestra.

«Y de ahí buscamos que tuviera un sentido y hacerlo un proyecto. Como soy miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), y con el acompañamiento del Centro de Intercambio y Referencia-Iniciativa Comunitaria (CIERIC), nos dieron las capacitaciones para que pudiéramos ejecutar el proyecto.

«Por esa fecha salió la convocatoria del concurso regional para proyectos socioculturales. Nunca se me olvida que una de nuestras fundadoras me dijo: Othoniel, pero cómo es posible que haya un concurso con la oportunidad de comprar algunos recursos, y nosotros no tenemos sillas; hay que presentarse a ese concurso.

«Escribí el documento del proyecto, nos presentamos, y sin creérnoslo, para suerte nuestra fue el premio regional de ese año. De ahí para acá se ha consolidado como una alternativa, somos una familia que trabaja en bien del arte, en bien del perfeccionamiento y la espiritualidad de esta comunidad».

Más que sillas habitan hoy en el Callejón la alegría de quienes buscan su espacio cada sábado para contagiar a la comunidad. En el aprendizaje de técnicas tradicionales se unen grandes y pequeños en busca de nuevos colores, más con la cercanía de la cuarta edición de los talleres de verano, para cumplir con nuevos antojos creativos.

Así crece El callejón de la ceiba, ya muy cerca de una década de vida, y con la convicción de que tiene mucho más para ofrecer a la comunidad, y más allá de la provincia de Las Tunas.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yanetsy Palomares Pérez

Periodista. Graduada de la Universidad de Camagüey. Reportera de Radio Victoria. Talentosa comunicadora, amante de los temas culturales. en su corta vida profesional ha demostrado la solidez de su formacíón. conductora del programa de televisión Rostros, del canal Tiempo21 Video-TV, con entrevistas a personalidades de la Cultura, Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @yanetsy12

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 × = dieciocho