Las Tunas

Reforestación: consumo sustentable

Reforestación: consumo sustentableLas Tunas.- En tiempos donde se habla mucho de protección ambiental, es común escuchar la importancia de la reforestación, plantar árboles donde ya no existen o quedan pocos, cuidándolos para que se desarrollen de forma adecuada y puedan regenerar un bosque.

Solo que a veces, por el recurrente discurso, perdemos de vista los beneficios evidentes y el marcado impacto que podría traer consigo al entorno natural y a la vida diaria, el sencillo y subvalorado acto de sembrar un árbol.

Los beneficios y servicios ambientales que brinda la reforestación son muchos, los más relevantes, favorecer la presencia de agua y la recarga de mantos acuíferos; mejorar el desempeño de la cuenca hidrográfica, protegiendo al mismo tiempo el suelo de la erosión; conservar la biodiversidad y el hábitat; y crear, con los bosques, filtros naturales para la contaminación del aire y del agua, y que regulen la temperatura.

Por estas razones en la provincia de Las Tunas uno de los principales retos de las entidades estatales, es el incremento de la cobertura boscosa del territorio de acuerdo al área potencial identificada, y la reducción de las afectaciones a la misma, a través del manejo forestal sostenible.

Hasta el momento existen siete cuencas provinciales, en las que se trabaja la reforestación de las márgenes de las fajas hidrorreguladoras, labor evaluada periódicamente por comisiones municipales, también se verifica la ocurrencia de incendios forestales, la creación de los programas y caminos forestales, y la conservación de áreas protegidas, entre otros.

En este punto es importante señalar que lo más recomendable a la hora de reforestar, según especialistas de gestión ambiental, es utilizar especies autóctonas del área en cuestión, pues de esa manera se mantiene el paisaje original, y no se pone en riesgo a las especies vegetales y animales que forman el ecosistema.

Sin embargo más allá de los esfuerzos de organismos estatales, el mensaje debe llegar a las nuevas generaciones y desde pequeños crear actitudes en favor del tema.

En el territorio, por ejemplo, se desarrollan un grupo de acciones por parte de la dirección provincial de Educación con este fin.

Entre ellas se encuentran: la siembra o entrega a la Empresa Agroforestal de plantas de árboles maderables o frutales, de cada uno de los niveles educacionales, según las necesidades del consejo popular en que están enclavadas las escuelas; la creación de círculos de interés y sociedades científicas para las actividades forestales; y la declaración y estimulación de centros reforestados.

Desde las escuelas, los hogares y en la sociedad podemos lograr que la necesidad de reforestar no sea solo un discurso manido, sino un hábito constante en tu vida y la de tu familia.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Realizan inversiones en granjas avícolas de Las Tunas

Julián Velázquez

Valora Viceministro de Comercio Exterior posibilidades de incrementar exportaciones en Las Tunas

Raúl Estrada Zamora

Reinauguran oficina comercial de Etecsa con nuevos servicios en Majibacoa

Yeisnel Vázquez

Enviar Comentario


8 − tres =