Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Octubre de 2017
Home > Las Tunas > Donar sangre es salvar una vida

Donar sangre es salvar una vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Donar sangre es salvar una vida

Sergio Ramón Gilbert González es uno de esos miles de tuneros que se dedican a donar voluntariamente su sangre.

Las Tunas.- Miles de cubanos donan voluntariamente su sangre, de manera sistemática, como parte de un movimiento que desde los Comités de Defensa de la Revolución, CDR, fomenta la solidaridad y el respeto a la vida.

Actualmente Cuba integra el grupo de 57 países  en los cuales la totalidad de la sangre empleada, por su sistema de salud, proviene de los donantes voluntarios.

En esta oriental provincia más de cuatro mil 700 tuneros  están comprometidos con la idea de que donar sangre salva una vida, por lo que cada año, con motivo del 14 de junio reciben el reconocimiento por ser ejemplos en este gesto noble y de desprendimiento humano.

De ahí que Las Tunas muestre resultados satisfactorios en este programa nacional por el sostenido cumplimiento de los planes e indicadores de calidad, aseguró la Doctora Tania Rivero Velázquez, directora del Banco provincial de sangre.

«El territorio sobrecumple su plan todos los meses y lleva cinco años cumpliendo el anual, que sobrepasa las más de siete mil 500 donaciones de enero a la fecha».

«El plan del año es de 18 mil donaciones, pero cada mes se aporta una cifra superior a las mil 500 como expresión del desinterés y altruismo de estas personas».

Los municipios de Majibacoa y Amancio son reconocidos entre los más destacados en este programa que impulsan los CDR de conjunto con el Ministerio de Salud Pública, que además de salvar vidas contribuye a la economía del país, afirmó la también jefa del programa de sangre en la provincia.

Sergio Ramón Gilbert González es uno de esos miles de tuneros que se dedican a donar voluntariamente su sangre; él comenzó en el año 1972.

En esa época, muy joven aún, cumplía con el Servicio Militar cuando hicieron un llamado a quienes quisieran extender su brazo en tan noble gesto.

Sin pensarlo se integró a ese movimiento altruista, del cual no ha podido desprenderse jamás, por lo que ya acumula 92 donaciones y en lo que tuvo una motivación muy especial.

«El ejemplo del líder histórico Fidel Castro fue lo que más me motivó y de ahí seguí y seguiré mientras me necesiten; cuando su cumpleaños 90 yo le dediqué mi donación 90 al Comandante».

«A los jóvenes les aconsejo que también se incorporen a este ejército de donantes, sin interés, solo con el incentivo de ayudar a quien lo necesite».

Sergio trabaja de custodio en la Unidad de base de Servicios a trabajadores  de la construcción, donde agradece a sus compañeros y directivos el apoyo que recibe para cumplir con el humanitario y altruista gesto de salvar vidas.

Desde los 15 años Alexander Castellanos Ramírez, de Las Catalinas, en el municipio de Manatí, comenzó a donar sangre, cada tres meses lo hace y  tiene 80 «siempre que me necesitan en el barrio estoy presente».

«Esto para mí es un orgullo y para mi familia, saber que puedo ayudar a salvar vidas, espero que las fuerzas me acompañen para seguir aportando hasta que pueda».

Tulio Viamonte  es otro donante destacado, gesto que protagoniza desde  hace más de 40 años de forma voluntaria, por lo que ha sido uno de los reconocidos en la provincia.

«Estoy donando desde 1975, comencé cuando estaba en el ejército, tengo 158 donaciones, me siento bien de salud y voy a seguir contribuyendo al bienestar de otras personas».

«Me gusta hacer esto, mi familia me apoya, estoy orgulloso de lo que hago, en mi barrio hay muchos jóvenes que los tengo convencidos para que también se incorporen a este movimiento humanitario».

Alexis Viamonte Jorge es un joven que pertenece al municipio de Puerto Padre y tiene 25 donaciones de  sangre «comencé cuando estaba en el Servicio Militar General, me motivé a donar, es una satisfacción muy grande, esto es voluntario para personas que uno ni conoce, con el fin de garantizar  sangre  en las instituciones hospitalarias y ante cualquier situación que exista».

«Como joven y oficial de una unidad de la policía nacional influyo en los demás para que también aporten su sangre y así contribuyen con la economía del país».

William Alfred Alzaien, residente en el municipio de Manatí, al norte de la provincia, se trasladó hasta la ciudad cabecera para recibir un reconocimiento por sus 168 donaciones.

«Comencé a donar en la década del 70, seguiré hasta que la salud me lo permita, me considero un ejemplo en mi pueblo y especialmente en los jóvenes».

Este hombre de tez negra se siente satisfecho «porque no cuesta nada y ayuda a otras personas, incluso desconocidas; es una tarea que nos han dado y no podemos defraudar a la Revolución; aunque nuestro Comandante no esté físicamente si  está presente su ejemplo que nos guía en esta lucha de salvar vidas en nuestro país o en cualquier nación que lo necesite».

Aunque el 14 de junio se celebra el Día mundial del Donante de sangre, en Cuba desde 1972, el pueblo encabezado por el líder histórico Fidel Castro comenzó a practicar este gesto en solidaridad con los hijos de Perú, que fueron víctimas de un terremoto.

Más de 40 años después el legado del Comandante en Jefe se mantiene vigente en miles de cubanos.

/ACH/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Edelmis Cruz Rodríguez

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Como reportera atiende los temas de la Construcción y las organizaciones sociales, fundamentalmente. Es constante en el trabajo diario como una de sus características principales. Le gusta trabajar los temas de la mujer y los colectivos laborales en la base. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @EdelmisCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− uno = 8