Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Historia > Los males de la Enmienda Platt aún persisten

Los males de la Enmienda Platt aún persisten

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Los males de la Enmienda Platt aún persistenLas Tunas.- Los cubanos vieron nuevamente frustrados sus ideales de independencia con la intervención norteamericana en la guerra de independencia de Cuba contra el yugo español y se vieron obligados a entrar en el siglo XX a la sombra de la bandera de las barras y las estrellas.

Leonardo Wood, como gobernador yanqui de la Isla convocó a una asamblea constituyente en el empeño de establecer las bases de las relaciones entre ambos países en la constitución.

El pueblo cubano se mostró enardecido ante la exigencia de Estados Unidos de intervenir en los asuntos internos del país cuando lo estimase necesario. Entre los más valiosos defensores de la dignidad nacional estuvieron el connotado combatiente mambí Manuel Sanguily y el preclaro Juan Gualberto Gómez.

Pero ante la amenaza norteamericana de mantener la ocupación militar la inclusión de la denominada Enmienda Platt, en la Constitución de la República tuvo que ser llevada a votación y finalmente aprobada el 12 de junio de 1901, en sesión secreta de la Asamblea Constituyente.

Entre los artículos más ofensivos se encontraba el quinto pues establecía el derecho de Estados Unidos a adquirir y conservar terrenos para estaciones navales, y mantener estas en ciertos puntos específicos de Cuba.

Solo en 1934 tras la caída de Gerardo Machado fue abolido el apéndice de la Constitución, por razones que convenían entonces a la política de buen vecino de la potencia.

Sin embargo, actualmente las consecuencias de la ignominiosa enmienda aún persisten y continúan lastrando al pueblo cubano. La devolución del territorio ilegalmente ocupado por la base naval en Guantánamo es hoy uno de los puntos que plantea Cuba para la normalización de relaciones con Estados Unidos.

El encarcelamiento ilegal y las torturas a que son sometidos los presos retenidos allí, incluso sin haber sigo juzgados, son una fragrante violación de los derechos humanos.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Tania Ramirez

Periodista. Graduada de Ingeniería Química. Reportera de Radio Victoria, en temas de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente y la historia local. En una etapa se desarrolló como Jefa de Información de esta emisora. Le gustan los temas sociales y la polémicas sobre asuntos de la vida diaria. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @TaniaRamirezR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ cinco = 7