Las Tunas, Cuba. Jueves 19 de Octubre de 2017
Home > Salud > Odalys Reyes: el carisma que salva

Odalys Reyes: el carisma que salva

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El carisma que salva (Foto de la autora)Las Tunas.- De sus labios brota una amplia sonrisa y la franqueza de quien se siente satisfecha con su profesión, porque hace el bien todos los días y tras 30 años sabe cuán difícil y especial es el mundo de los niños; cómo se aflige el corazón cuando están en peligro o enfermitos.

Odalys Reyes Pérez decidió hace tres décadas convertirse en enfermera, aunque tuvo el sueño de ser médico y su mamá le advirtió que seleccionaba un camino de muchos sacrificios y desvelos, pero empezó a enamorarse de la enfermería durante un ingreso de su progenitor, y no dudó en decidirse en aquel verano hace ya más de 30 años.

Me gusta ayudar al paciente y su familia, atenderlo y tratarlo con amabilidad, comenta Odalys y se le ilumina el rostro mientras añade que se siente satisfecha con la carrera.

Enfermería es una profesión muy humana y en el caso de nosotros que asistimos niños es más delicado, enfatiza Odalys.

«Me conmueve mucho cuando fallece un niño. He trabajado en la sala de oncohematología que es una de las más delicadas del hospital y eso me emociona, porque me compenetro con los pacientes, y cuando fallecen es muy triste.

«Pero cuando tienes un paciente grave y luego ya es dado de alta, eso es muy emocionante; que te dicen adiós, que te dan un beso, sobre todo niños pequeños, eso es muy lindo. Siempre pienso que me hubiese gustado también ser educadora de círculo infantil pues me encantan los niños y solo tuve una.

«Los niños es lo más grande que hay. Verlos a diario que te saludan, te dan un besito, juegas con ellos o le cantas una canción, eso es muy bello».

La alegría de Odalys abraza los pasillos del Hospital Pediátrico Provincial Mártires de Las Tunas, pero también una preocupación la inquieta y es el futuro de la enfermería en el territorio.

«Algunos estudiantes llegan a la carrera equivocados para la profesión porque no pudieron optar por otra y eso me preocupa pues la enfermería es una carrera de mucha dedicación y amor. Entonces se gradúan y les afecta la dinámica ya que el enfermero sabe cuando llega, pero no cuando se va.

«Esta es una carrera de mucha amabilidad, comprensión y carácter, porque aunque se esté muy enfermo y la familia preocupada, llega la enfermera con su buena forma y trato, y esa es casi la mejor medicina.

«Me gusta ser enfermera pediatra porque los niños son la esperanza del mundo y atender un niño y verlo irse sano es muy gratificante. Creo que toda la vida hasta que me retire voy a estar en este hospital a donde llegó contenta cada día y me voy igual».

Yo soy feliz con mi profesión, confiesa Odalys, mientras acota que la enfermería es de amor al paciente, vigilancia estricta, mucha comprensión, solidaridad y responsabilidad.

Recientemente Odalys Reyes Pérez fue reconocida como una de las enfermeras más destacadas de la oriental provincia cubana de Las Tunas y con el agasajo manifestó sentirse muy contenta y satisfecha porque valoren el trabajo de tantos años.

Ella es una cubana de carisma y transparencia que conoce y valora la capacidad de curar.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


2 × cinco =