Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Opinión > Fidel y Martí, dos almas, dos pensamientos

Fidel y Martí, dos almas, dos pensamientos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Fidel y Martí, dos almas, dos pensamientosLas Tunas.- El 27 de enero de 1953, el abogado Fidel Castro Ruz, junto a un grupo de jóvenes, decidió no dejar morir a José Martí, en el año de su Centenario, y su homenaje con una Marcha de las Antorchas quedó para la posteridad como uno de los hechos más importantes de la historia de la Patria.

Después de ese día inolvidable hubo otros tributos, en su alegato de defensa La Historia me absolverá, en los eneros y mayos gloriosos de la Revolución y en muchas obras construidas para el bien de todos, como soñó el Héroe Nacional de Cuba durante su corta y fecunda vida.

No podía ser de otra manera porque Fidel fue un profundo y convencido martiano, un hombre de lealtad absoluta e ideas preclaras, como el Apóstol, y un ser que hizo suyos cada razonamiento, cada frase, cada emoción y cada enseñanza del Maestro.

Por eso se dice que Martí ha estado en todos los procesos sociopolíticos vividos en la Mayor de las Antillas. Fue el autor intelectual de los asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, vino en el Yate Granma desde México, luchó en las montañas de la Sierra Maestra y compartió la emocionante Caravana de la Libertad

Aunque él sigue presente, este es día de tristeza pues hace 122 años que no está físicamente y es el primer mayo sin el Comandante en Jefe. Dos almas unidas y amigas, dos pensamientos que siempre fueron uno solo y dos voluntades de impedir a toda costa que, España primero y los Estados Unidos después, se adueñaran de nuestra soberanía.

Muestra de la profunda identificación de Fidel con Martí es esta frase, expresada en 1955 y que resume su conducta futura: «Eduqué mi mente en el pensamiento martiano que predica el amor y no el odio». Así lo demostró durante varias décadas al frente de la sociedad cubana, hacia lo interno y también con los más desposeídos de África, Asia y América Latina.

Y apreciable es también la obra martiana en viviendas, calles, escuelas, hospitales y otra infraestructura. Ciegos hay muy pocos y es visible a simple vista porque, como dijo el Poeta Nacional Nicolás Guillén en sus hermosos versos:

«Garra de los garroteros,
uñas de yanquis ladrones
de ingenios azucareros:
¡a devolver los millones,
que son para los obreros!
La nube en rayo bajó,
ay, Cuba, que yo lo vi;
el águila se espantó,
yo lo vi;
la coyunda se rompió,
yo lo vi;
el pueblo canta, cantó,
cantando está el pueblo así:
–Vino Fidel y cumplió
lo que prometió Martí».

Con ambos líderes la Patria pudo contar.  Y con ambos líderes seguirá avanzando en la construcción del socialismo próspero, sostenible y sustentable que deseamos. Sus conceptos se convierten en normas, en paradigmas, en estrategias… en futuro.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera atiende temas del Programa alimentario y se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @YenimaD

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


3 − uno =