Las Tunas, Cuba. Sábado 16 de Diciembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Gente con la que se puede contar para producir más

Gente con la que se puede contar para producir más

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Gente con la que se puede contar para producir más alimentosJobabo.- «¡Claro que se transforman nuestras comunidades a partir de la gestión de la delegación del Ministerio de la Agricultura de la provincia de Las Tunas en el polo productivo Melanio Ortiz, de Jobabo!» Con una seguridad sorprendente contesta Enrique Suárez Suárez, presidente del Consejo Popular número 10, de Mejías, en el sureño municipio.

Y esa afirmación da pie para iniciar un diálogo ameno con este sencillo hombre, que sonríe a nombre de sus electores porque hay alegría en las ocho comunidades rurales que representa.  Todas tienen nombres desconocidos para la mayoría de las personas; pero, son comunes para los jobabenses: Aguas Blancas, Ojo de Agua, Boca del Oro, Mejías, Guaramanao, Cañada de Palma, San Vicente y La Canoa.

¿De qué manera está integrada la zona en la que actúa el Consejo Popular?

«Desde el punto de vista social tenemos cuatro mil 118 habitantes.  Donde más población hay es en Mejías y menos en Cañada de Palma, que apenas sobrepasa el centenar de personas.  Desde el punto de vista de la infraestructura tenemos ocho escuelas, seis consultorios del médico y la enfermera de la familia, seis salas de televisión, oficina del Banco, parques, tiendas, farmacia, clínica dental y correo».

¿Cómo evalúa el impacto de las acciones constructivas y de transformación que acontecen ahora?

«Imagina, soy presidente del Consejo desde hace 10 años. ¡Y nunca había visto un ambiente como el actual!  Es significativa la respuesta que está dando el pueblo a lo que se hace.  La gente ve el impacto, tanto en lo productivo como en lo social.  Están solucionándose algunos asuntos que eran reclamos constantes de la población en las reuniones de rendición de cuenta, como los viales.  Apenas se podía sacar la leche o los alimentos; y hasta se dificultaba que los muchachos fueran a la escuela».

¿Qué más ocurre en sus comunidades?

«Se están reparando todos los círculos socioculturales también.  Es impactante lo de la tienda de semillas, que ha acercado la venta y ya no hay que ir a Jobabo ni a Las Tunas.  La aceptación es muy grande y hay buen ambiente general.  Además, con las transformaciones en el polo productivo, se generan algunos puestos de trabajo.  También mejoran los puntos de acopio, las escuelas, las bodegas.  Es un cambio integral».

¿Cuál ha sido la respuesta del pueblo?

«El pueblo se ha sumado a la transformación.  Eran cosas muy anheladas.  De hecho, en las seis reuniones de rendición de cuenta que se han dado, la asistencia ha sido mucho mayor que en ocasiones anteriores.  Y eso no es nada.  Estamos comenzando.  Con esta gente se puede contar para producir más alimentos».

De eso no caben dudas.  La firmeza en las palabras del dirigente comunitario es evidente y junto a él está el pueblo, las personas humildes que apoyan los cambios constructivos que ocurren en varios sitios de Jobabo y que protagonizarán todas las tareas.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos × 2 =