Las Tunas, Cuba. Viernes 24 de Noviembre de 2017
Home > Opinión > Silencio, por favor

Silencio, por favor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Silencio,  por favorLas Tunas- El ruido es una de las contaminaciones que aunque no se acumula, ni se traslada o se mantiene en el tiempo como las otras, también puede causar grandes daños en la calidad de vida de las personas.

Por  contaminación acústica entendemos el  sonido excesivo y molesto provocado por las actividades humanas como el tráfico, la construcción, las industrias, los  locales de ocio y otros medios que producen efectos negativos sobre la salud auditiva, física y mental.

Lea más: 24 de abril. «Día internacional de la concientización respecto al ruido»

Con el ruido sobrevienen trastornos principalmente psicológicos  como la paranoia, perversión, psicosis, esquizofrenia, trastornos de personalidad, crisis depresivas, aparición de tendencias suicidas, desgano vital, regresiones y hasta impotencia sexual.

Para desdicha el entorno está excesivamente contaminado  por esa sensación auditiva inarticulada desagradable. Por ejemplo está demasiado extendida la escucha de la música estridente no solo en el ámbito particular sino también en las instalaciones públicas.

Agreguémosle a ello el ruido que provocan vehículos viejos, antiquísimas maquinarias y otras tecnologías de talleres y fábricas que desafortunadamente no podemos sustituir de un día para otro por miles de razones.

Investigaciones hechas en Cuba revelan que antes los ruidos que más perturbaban eran los de origen mecánico, pero actualmente son los generados por la amplificación. Sin embargo mucho puede hacerse en pro de reducir los ruidos de nuestro medio a niveles tolerables y a fin de disminuir la avalancha de  efectos nocivos que cada día reciben nuestros oídos y por tanto nuestra salud.

Uno de los esfuerzos destinados a ese fin es la institución del 24 de abril como el día de la concientización respecto al ruido. La fecha se celebró por primera vez en 1996, por la Liga de Personas con Problemas Auditivos,  en loable intento por alertar a los ciudadanos de los peligros del ruido y las formas de reducirlo y actuar para disminuirlo.

Hoy ante la creciente contaminación sonora corresponde aunar esfuerzos contra un mal que afecta a todos.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Esnilda Romero Maña

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Nació en Guantánamo, donde comenzó su vida laboral. También trabajó en la provincia de Holguín. En Radio Victoria trabajó como reportera en temas de salud. Actualmente es jefa del Departamento Informativo de Radio Victoria, emisora provincial de Las Tunas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @ErnildaRomeroM9

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


3 + ocho =