Las Tunas, Cuba. Jueves 21 de Septiembre de 2017
Home > Fotorreportajes > En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Jobabo.- Dicen algunos habitantes de Mejías y de otras comunidades rurales del municipio de Jobabo, que el polo productivo Melanio Ortiz es una revolución dentro de la Revolución Cubana porque literalmente transforma en milagro el barro, parafraseando al gran cantautor Silvio Rodríguez.

Y no es para menos pues en los alrededores el marabú se adueñó de los terrenos y la que fue una reconocida zona en la producción de alimentos quedó abandonada a su suerte, y, afortunadamente, a la gestión de algunas Cooperativas de Producción Agropecuaria y de Créditos y Servicios.

Ahora, entre privadas y estatales, suman cuatro mil hectáreas que se transforman y se hacen acompañar por un amplio movimiento constructivo que encabeza la delegación del Ministerio de la Agricultura para devolver el esplendor de hace 40 años a esa zona, muy cercana a la cabecera provincial.

En poco tiempo comenzarán a verse los resultados de una idea que lleva pocos meses y que garantizará los alimentos para la población, las industrias, el turismo y las exportaciones.

Testimonio de los avances son estas fotografías.

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

Unas cuatro mil hectáreas de suelos fértiles abarcan el polo productivo Melanio Ortiz, el más extenso de la provincia de Las Tunas, ubicado a pocos kilómetros de la cabecera provincial. (Foto de la autora)

 

 

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

En los alrededores de las áreas de cultivo hay una presa y una micropresa; pero, se buscan alternativas para el riego de los campos ya sembrados. (Foto de la autora)

 

 

 

 

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

El plátano enano guantanamero crece en varias zonas del polo productivo, teniendo en cuenta sus rendimientos y su adaptabilidad a condiciones de sequía. (Foto de la autora)

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

Se espera que en la zona se garanticen alimentos para la población, las industrias, el turismo y las exportaciones; y el maíz es un ejemplo. (Foto de la autora)

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

Omar Pérez López, delegado del Ministerio de la Agricultura en Las Tunas, expuso a la prensa las principales acciones que se acometen en varias zonas rurales del municipio de Jobabo. (Foto de la autora)

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

La casa del técnico es una de las nuevas instalaciones y el local acogerá a especialistas y a estudiantes de la carrera de Agronomía de la Universidad de Las Tunas. (Foto de la autora)

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

Cuatro caminos rurales se transforman por estos días a partir de un trabajo multifactorial que también beneficia a los residentes en las comunidades aledañas. (Foto de la autora)

En Jobabo, del barro nacen alimentos para el pueblo

El punto de acopio de Las Tablas quedó totalmente remozado y en él ya es una realidad la compra de alimentos a los productores. (Foto de la autora)

 

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× cinco = 25