Las Tunas, Cuba. Sábado 18 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Carlos Manuel de Céspedes: un padre y su Patria

Carlos Manuel de Céspedes: un padre y su Patria

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Carlos Manuel de Céspedes: un padre y su PatriaLas Tunas.- Carlos Manuel de Céspedes y López del Castillo es uno de los tantos cubanos, que agradecidamente la patria os contempla orgullosa.

Por su inquebrantable firmeza deviene figura indispensable de la historia de Cuba, venerado como impulsor de la gloriosa Revolución de Yara. Es más conocido, quizás, por el epíteto de Padre de la Patria, cuya significación traspasa recursos literarios para derivar en la realidad de un hombre que no escatimó en poner los intereses patrios por encima de los personales, incluyendo la vida de uno de sus hijos.

Nacido en Bayamo el 18 de abril de 1819 se convirtió en un luchador incansable por la independencia.  Se levantó en armas contra el gobierno español el 10 de octubre de 1868, concediéndoles la libertad a sus esclavos e invitándoles a unirse a la lucha anticolonialista. Fue Mayor general del Ejército Libertador y Primer Presidente de la República de Cuba en Armas.

Destituido como presidente en 1873 se instaló en San Lorenzo, en un lugar apartado de la Sierra Maestra donde, el 27 de febrero de 1874, es sorprendido por las tropas españolas.

Sin escolta alguno, prácticamente ciego, cae en desigual combate al intentar defenderse. Su espíritu constante de evitar rendirse y en franco empeño por evitar que sus enemigos lo capturen vivo, se precipita por un barranco ya herido de muerte.

Resumen los historiadores que «Revólver en mano, en lugar de tomar el camino de la cuesta del río, entre cuyos lirios solía recrearse, decide internarse en el monte repleto de abrojos y espinas, ascendiendo hasta el peñón. Y allá, desde lo alto de ese risco, se derrumba por el barranco hacia el precipicio. ¿Qué pasó en el último instante? ¿Pudo usar su arma, antes de ser ultimado? Su hijo y sus compañeros habían bajado a un lugar próximo y desde allí escucharon los dos disparos. Ellos solo pudieron encontrar jirones de sus cabellos y ropas, pues el cadáver fue arrastrado entre las piedras por sus victimarios. Si fue la traición o el azar el que guio al Batallón de Cazadores de San Quintín hasta aquel apartado y, al parecer, seguro refugio de la Sierra, poco importa ya en definitiva. Los ignotos perseguidores del hombre del 10 de Octubre eran portadores, sin saberlo, de la corona de laurel para ceñir su frente».

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Ada Cristina Higuera Tur

Periodista. Graduada de Filología en la Universidad de Oriente. Directora del noticiero provincial Impacto, el estelar de la radio en la provincia de Las Tunas. Fue Jefa de Redacción y reportera durante varios años. Guionista de programas dramatizados, sobre todo infantiles. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ha sido galardonada en varios certámenes de Periodismo en el país. @HigueraTur

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve + 8 =