Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Abril de 2018
Home > Opinión > Ante la Ley de Ajuste Cubano, nos asiste la razón

Ante la Ley de Ajuste Cubano, nos asiste la razón

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Ante la Ley de Ajuste Cubano, nos asiste la razónLas Tunas.- Pocas veces en la historia de la humanidad, una disposición legal ha provocado tantas muertes como la Ley de Ajuste Cubano, ese engendro que nació en las entrañas de Washington, desde el lejano año de 1966, y que entregaba a los nacidos en la Mayor de las Antillas un estatus especial tras un año y un día de llegar al país, incluso si eran interceptados en el mar.

En 1995, el por esa fecha presidente Bill Clinton actualizó la norma con una orden ejecutiva conocida como «pies secos, pies mojados», que establecía que los detenidos en alta mar serían regresados a Cuba.

Hace pocas semanas, a escasas jornadas de concluir su mandato presidencial, Barack Obama decidió eliminar esa política, así como el programa de admisión provisional (parole) para profesionales cubanos de la salud, que les otorgaba estatus de residencia legal aunque llegaran sin visa.

Pero, se mantiene vigente la Ley de Ajuste Cubano, con su larga historia de muertes, fracasos, desapariciones y tristezas.

Desde el mismo Triunfo de la Revolución, en enero de 1959, el gobierno de Washington, alentado por los ultrarreaccionarios de Miami, estimuló la emigración ilegal, y la historia recuerda las crisis de Boca de Camarioca, El Mariel, y la de los balseros, en 1994.

Anécdotas hay muchas, de hambre que lastimaba hasta el corazón, de sed y sol que rajaba la piel, de fuertes olas, tiburones, del desprecio de grandes buques que no prestaban atención a aquellos artefactos flotantes… También de la selva húmeda, del desierto interminable y de las bandas de traficantes de seres humanos que lo mismo violaban a las mujeres que asesinaban a quien opusiera resistencia.

La ley, obsoleta y abusiva, es parte de la guerra económica de Estados Unidos y ha provocado una fuga de cerebros entre el personal de la salud, especialmente; pero, su alcance implica a todos los sectores de la sociedad.

Ha pasado el tiempo y Cuba insiste en el cese definitivo de la asesina disposición que ha llenado de luto a numerosos hogares.  Algún día será posible porque nos asiste la razón.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


seis + = 7