Las Tunas, Cuba. Viernes 17 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Asalto al Fuerte de la Loma, un memorable triunfo mambí

Asalto al Fuerte de la Loma, un memorable triunfo mambí

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El Fuerte de la Loma fue declarado Monumento Nacional el cuatro de noviembre de 1981.

Las Tunas.- Quienes visitan el norteño municipio de Puerto Padre, en la provincia de Las Tunas, descubren entre sus encantos el azul inmenso y característico del lugar, la brisa inconfundible ante la cercanía del mar y la apacibilidad de sus calles.

En la arquitectura, sorprende la antigua y monumental edificación de piedras conocida como Fuerte de la Loma o Castillo de Salcedo, una fortificación militar que adquirió gran relevancia en los inicios de la guerra de Independencia contra el colonialismo español en 1868.

La historia y los historiadores, por su parte, se encargan de darle mayor realce a este sitio, con su estructura atípica, que sirvió de escenario para un memorable triunfo mambí.

Fue, precisamente en la mañana del 14 de febrero de 1877 cuando el Mayor General del Ejército Libertador Vicente García, después de la toma de Las Tunas el 23 de septiembre de 1876, planificó el ataque al Fuerte de La Loma.

Era Puerto Padre un objetivo de indudable valor para las fuerzas insurrectas. Por eso se ideó esta acción combativa, en la cual los cubanos les causaron notables bajas a las tropas españolas, al tiempo que se pertrecharon de armamentos y municiones.

Cuentan que en el asalto se protagonizaron actos de valor extraordinario hasta que el fuerte se rindió a las fuerzas cubanas. Al respecto un estudioso del tema acotó que fue «una de las páginas más brillantes que escribió el heroísmo cubano en la Revolución de Yara, no sólo por el resultado feliz de la operación, sino por la forma en que se llevó a término y los momentos en que fue realizado».

Desde su fundación hasta 1898 el fortín puertopadrense sirvió de prisión a varias personas, cubanos y españoles, acusados de colaborar con las fuerzas del Ejército Libertador.

Al triunfar la revolución, el local se convirtió transitoriamente en cuartel al Ejército Rebelde, y al crearse las Milicias Nacionales Revolucionarias fue usado también como cuartel.

En 1959, una de las primeras medidas del gobierno revolucionario en el municipio fue restaurar los torreones y proceder al acondicionamiento de toda el área.

Hoy esta emblemática obra se ubica entre las principales instituciones patrimoniales de la Villa Azul. Por su relevancia histórica y arquitectónica, en 1981 se declara Monumento Nacional.

Tras su restauración, fue inaugurada y abierta al público como museo el 25 de diciembre de 1999.

Por sus valores históricos, culturales y su vinculación con el surgimiento mismo de la ciudad el Fuerte deviene orgullo de la comunidad y visita obligada de numerosos turistas nacionales y extranjeros, quienes en el lateral derecho de la entrada pueden apreciar la réplica de un plano realizado para la toma de Puerto Padre por el Ejército Mambí, notable hecho acontecido hace 140 años.

/YDV/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Ada Cristina Higuera Tur

Periodista. Graduada de Filología en la Universidad de Oriente. Directora del noticiero provincial Impacto, el estelar de la radio en la provincia de Las Tunas. Fue Jefa de Redacción y reportera durante varios años. Guionista de programas dramatizados, sobre todo infantiles. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ha sido galardonada en varios certámenes de Periodismo en el país. @HigueraTur

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ 2 = once