Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Gente > La higiene en la conciencia de Carlos Alberto

La higiene en la conciencia de Carlos Alberto

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La higiene en la conciencia de Carlos AlbertoTexto y foto: Jorge Pérez Cruz

Las Tunas.- No lo encontré en faenas laborales, si no en momentos de «agasajos bien merecidos», enfatiza Elena Chagues Leyva, secretaria general de la Central de Trabajadores en Las Tunas, cuando me presenta a Carlos Alberto Cruz, un trabajador no estatal afiliado al sector de la Administración Pública como trabajador de Servicios Comunales, en el municipio de Jesús Menéndez.

Y,  después de recibir el reconocimiento público en acto que honra con su presencia el aniversario 78 de la CTC, Carlos Alberto accede al diálogo con Tiempo21 con la humildad de quienes conocen que vale más hacer que decir, porque no es suficiente hablar, si la conducta cotidiana deja resquicios a la desidia.

Habla con amor de Paso Pata, una comunidad periférica con El Batey de Chaparra, «allí nací y allí vivo hace ya 43 años», dice sin titubeos, y comenta que ya son 22 los calendarios dedicados a los servicios comunales, «fueron tres como jardinero y  hace 19 que me dedico al oficio de carretonero en  la recogida de desechos sólidos».

De su constancia dan fe los vecinos de Calle cuatro, arteria urbana que Carlos Alberto inunda de laboriosidad todos los días antes del despertar del alba,  «ellos son buenísimos», adelanta y piensa y le dedica otro epíteto: «ellos son maravillosos, me brindan café, café con leche y hasta me han felicitado  por el programa radial Latir del Pueblo», comenta con sonrojos.

Sin importar la hora en que fue a la cama el día anterior, al filo de las cuatro de la mañana anda ya en los trajines de una profesión que, para perpetuar su utilidad, exige entrega de este protagonista y respeto de sus beneficiarios.

Eso lo sabemos todos, pero en ocasiones inadecuados comportamientos ciudadanos frustran los resultados y echan por la borda el esfuerzo de ese ejército madrugador que regala higiene que es sinónimo de salud.

Carlos Alberto tiene también esas desagradables vivencias y le cuesta trabajo declararlas, «hay quienes violan el horario establecido para sacar los desechos y eso me obliga a pasar otra vez por lugares ya higienizados».

Esos mismos vecinos, ya amigos de tantos encuentros, «es posible que no sepan que hay un sistema de inspecciones diarias y que cuando encuentran basuras en el área penalizan los ingresos», lamenta.

Su compromiso personal con la limpieza lo convierte en un ser especial «aunque lo orientado es dar un solo viaje para la recogida de desechos, yo vuelvo a pasar pues así aporto a una mayor calidad de vida desde la higiene ambiental», reseña.

Carlos Alberto sigue cultivando la constancia, un valor que le ha merecido múltiples reconocimientos y que ande hoy en la vanguardia de esta actividad en la provincia.

«Tengo dos caballos y un coche. Mucha gente me sugiere que me dedique a cochear, pero yo prefiero seguir haciendo lo mismo, porque me gusta sudar la camisa y disfruto mucho ver las calles limpias y toda el área en orden. Eso sí, todo no depende de mí», asegura.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 − = cuatro