Las Tunas, Cuba. Domingo 19 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Historia > La semilla rebelde de Hatuey

La semilla rebelde de Hatuey

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La semilla rebelde de HatueyLas Tunas.- Incapaces de comprender aquella actitud, los invasores españoles sometieron el cuerpo del valeroso cacique Hatuey a consumirse en las llamas sin lograr doblegar su espíritu, que desde aquel dos de febrero de 1512 se convirtió en la semilla rebelde que alienta en las entrañas de los pueblos de América.

Iniciador en su isla natal, La Española de la rebelión contra los colonizadores, el caudillo indígena se negó a entregar hombres para que trabajaran como esclavos de los avariciosos extranjeros. Por eso fue perseguido con saña y forzado a huir hacia la isla más cercana.

En tierras cubanas, en la zona de Maisí, el cacique alertó a los nativos sobre el peligro de la llegada de los extranjeros y contó las horribles historias de torturas y asesinatos a los que fueron sometidos los indios para que entregaran el oro.

Cuando Diego Velásquez desembarcó en la Mayor de las Antillas, Hatuey logró reunir una guerrilla, apenas suficiente para luchar contra el ejército español. Con lanzas, flechas, piedras y piedras como únicas armas usaron la emboscada como estrategia.

Lanzando el oro a los ríos, prefiriendo morir a ser esclavos, los indígenas cubanos al mando del cacique quisqueyano enfrentaron al invasor. Pero finalmente fue delatado, apresado y condenado a morir quemado vivo.

Las crónicas de Fray Bartolomé de Las Casa recogen el acto heroico del rebelde que al ser conminado a convertirse al catolicismo miró con desprecio al franciscano y con voz ajena al dolor se negó a ir al cielo donde estarían también hombres tan crueles.

Con este acto de extrema crueldad Velázquez pretendía desalentar resistencia indígena. Sin embargo, logró destruir el cuerpo de Hatuey pero dejó libre su espíritu que siguió alentando la lucha. A pesar del abrumador poder de los españoles, Guamá y otros valerosos caciques cubanos mantuvieron la resistencia hasta ser prácticamente exterminados.

A Quinientos cinco años de su muerte es recordado como el primer rebelde contra la conquista española en América y como el primer extranjero que dio su vida por Cuba.

Hatuey es la semilla rebelde que encontró fértil suelo en Cuba e incitó a la lucha contra el invasor desde el momento mismo en que el primer extranjero plantó su bota colonialista en esta Isla.

El Héroe Nacional José Martí escribió sobre el héroe taíno «Con Guaicaipuro, Paramaconi, con Anacaona, con Hatuey hemos de estar, y no con las llamas que los quemaron, ni con las cuerdas que los ataron, ni con los aceros que los degollaron, ni con los perros que los mordieron».

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Tania Ramirez

Periodista. Graduada de Ingeniería Química. Reportera de Radio Victoria, en temas de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente y la historia local. En una etapa se desarrolló como Jefa de Información de esta emisora. Le gustan los temas sociales y la polémicas sobre asuntos de la vida diaria. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @TaniaRamirezR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


tres − 1 =