Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Un parque lleno de historia

Un parque lleno de historia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Un parque lleno de historia (Tiempo21/Foto Angeluis)

Parque José Martí en el municipio de Jobabo. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Las Tunas.- Para los jobabenses no está permitido olvidar la Historia, y por eso hoy se enfrascan en rescatar el parque situado en el mismo centro histórico del municipio, considerado zona patrimonial.

José Martí es el nombre de este escenario que ha sido testigo de acontecimientos importantes, de la visita de personalidades locales, provinciales y nacionales, y de las interminables noches románticas para enamorados.

Limita al norte con la calle General Gómez, por el sur con la arteria Francisco Vicente Aguilera, por el este colinda con la Avenida Martí, y hacia el oeste con la vía Fernando Álvarez.

Su construcción data del año 1926, después de que la localidad de Jobabo pasara a ser el barrio seis del término municipal Victoria de Las Tunas, y se aprobara por la Alcaldía Municipal la edificación de un parque, que en un principio debía llamarse Paquito Borrero, en honor a ese mambí.

«El parque no fue una construcción aislada de su contexto, pues su estructura se corresponde con el estilo arquitectónico norteamericano que primaba en la década de 1920. Siempre se conoció con el nombre del municipio, tenía una estructura rectangular inicialmente, y fue edificado en el área por donde pasaba la Avenida Palma», contó a Tiempo21 Esteban Felipe Yero Rosales, historiador de la localidad sureña de la provincia de Las Tunas.

«A sus alrededores se construyeron varias edificaciones, como el Hotel París, en 1926, el Hotel Plaza, en 1927, actual Museo Municipal, y lo que hoy es la Galería de Arte como la Sociedad Liceo. Más tarde surgieron la farmacia, el Cine Encanto, que cambió su nombre por 30 de Diciembre, y algunas viviendas aledañas.

«Así quedó constituido el centro histórico urbano de la comunidad jobabense, con influencia estilística ecléptica, y su lugar protagónico lo ocupa el parque, que fue testigo de la visita del líder ortodoxo Eduardo Chibás, en 1948. En sus bancos también se sentaron Jesús Menéndez, Lázaro Peña y Blas Roca».

Hoy, más que las hermosas lámparas nuevas, el parque de Jobabo es iluminado por la luz martiana que resplandece con el busto de nuestro Héroe Nacional, al que, desde el 28 de enero de 1953, en homenaje a su centenario, debe su nombre.

«A partir de ese momento las celebraciones tomaron otro matiz, pues se comenzaron a incluir las ofrendas al Maestro, y al homenaje se sumaron clubes y asociaciones que donaron bancos con sus esfinges o rótulos como Ron Pinilla, Anís Palma, Club Los Doce, Sindicato Azucarero y Joaquín de la Rivera», agregó el historiador.

«En el año 1963 el central municipal no molió, y sus trabajadores fueron destinados a obras sociales, entre las que estuvo la remodelación del parque. De allí se obtuvo una variación en su forma rectangular, y la creación del anfiteatro que abrió una nueva etapa de celebraciones y conmemoraciones».

Cambios que llegaron para quedarse

Un parque lleno de historia  (Foto: Yaidel Rodríguez)

Eliades Labrada Pérez, director del Centro de Desarrollo Local del gobierno en el territorio. (Foto: Yaidel Rodríguez)

A 50 años de su última remodelación, hoy es restaurado nuevamente el parque José Martí, del municipio de Jobabo, esta vez desde la perspectiva de la Oficina de Desarrollo Local. Así lo asegura Eliades Labrada Pérez, el director del Centro de Desarrollo Local del gobierno en el territorio.

«A partir del año 2009, en el municipio se comenzó a trabajar con un proyecto de colaboración internacional denominado Dinamización Sociocultural, que ha tenido tres fases de trabajo», dijo.

«Aunque actualmente nos encontramos inmersos en la última de estas etapas, el impacto fundamental de las acciones en el centro histórico de Jobabo, radicó en la segunda de ellas, desarrollada en el periodo 2012-2014, donde se adquirieron los maceteros que rodean el parque, y se sustituyeron los bancos deteriorados por 12 en perfecto estado.

«En conjunto con Endógeno, otro proyecto de colaboración internacional, se recibieron lámparas, apliques que están colocados en las instituciones aledañas al parque, y las papeleras o cestos.

Mural de cerámica en el parque José Martí del municipio de Jobabo. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Mural de cerámica en el parque José Martí del municipio de Jobabo. (Tiempo21/Foto Angeluis)

«La fase dos aportó además el financiamiento para un sistema de riego, con el objetivo de mantener las áreas verdes en buen estado, y propició la creación de un mural de cerámica, que está ubicado en el parque, y refleja la historia del municipio desde sus orígenes hasta la actualidad».

Este proyecto, del que aún quedan algunas acciones pendientes, es considerado por el pueblo y los directivos jobabenses, como una contribución al plan de la economía, y sus acciones llegaron para quedarse siempre y cuando los habitantes de la localidad velen por su cuidado y mantenimiento.

Lo que nos resta, ¡protegerlo!

Para la puesta en práctica de todas las acciones proyectadas, se tuvo en cuenta el criterio de la población jobabense, que a 90 años de construido el parque, reconocen con orgullo que éste ha sido testigo, memoria y gloria en la historia de la localidad.

Así lo confirma Crisanto Mojenas Piedra, vecino del municipio.

«Después que termine todo el trabajo lo que hay que hacer es cuidar el parque, y combatir los malos comportamientos que lo deterioran. Si se hubieran cuidado los bancos que existían antes quizás ahora no era necesaria la inversión en unos nuevos, pero de cualquier forma el trabajo ha sido bueno, sobre todo la iluminación de esta zona céntrica de Jobabo, eso ha propiciado que vuelvan las viejas costumbres de disfrutar las visitas nocturnas al parque».

Mariselda Tejas Téllez, vecina de la calle Francisco Vicente Aguilera, una de las más cercanas al centro histórico del municipio jobabense, para ella el cambio ocurrido al parque constituye, más que una modificación, un progreso que contribuye a evitar el decaimiento o la desaparición de las raíces socioculturales de Jobabo, y por ello la tarea merece el empeño de todos.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yaicelin Palma Tejas

Graduada de periodismo en la Universidad Ignacio Agramonte, de la provincia de Camaguey (2016). Atiende los temas de la educación. Desde pequeña le fascinaba ser maestra o periodista, pero se decidió por el Periodismo porque es la manera de expresar lo que siente y ayudar a mejorar su entorno desde su lugar. Le gustan las historias de vida para dar a conocer el mundo que cada persona lleva dentro. Es amante de la lectura, la poesía y el baile. Ha sido premiada en concursos del sector como el Nacional 26 de Julio. Es presidenta del Club Juvenil de la Prensa en Las Tunas. yaicelinpt@rvictoria.icrt.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho + = 17