Las Tunas, Cuba. Viernes 17 de Noviembre de 2017
Home > Cuba > Nicaragua crece de la mano de la paz y las alianzas

Nicaragua crece de la mano de la paz y las alianzas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Luis Antonio Gómez Pérez
Prensa Latina

La Habana.- La lucha de los pueblos por los derechos de los humildes, las minorías y los excluidos centró los debates de movimientos sociales latinoamericanos reunidos en esta capital en un taller internacional sobre paradigmas emancipatorios.

Del 10 al 13 de este mes los delegados del evento, dedicado a la memoria de la activista hondureña Berta Cáceres, compartieron experiencias relacionadas con lo hecho por los gobiernos y los ciudadanos en cada uno de sus países en temas de desarrollo y políticas sociales.

Entre las prácticas positivas sobresalió la expuesta por el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC) de Nicaragua, Edgardo García, quien dialogó con Prensa Latina sobre las políticas impulsadas por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Según el dirigente de la citada organización gremial, uno de los mayores éxitos exhibidos por el FSLN es el logro de un período de paz y reconciliación nacional que hizo del país uno de los de mayor crecimiento en la región centroamericana.

Para el también miembro de la Comisión Política de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo La Vía Campesina, el diálogo entre fuerzas otrora enfrentadas permitió al Ejecutivo dedicarse a asuntos básicos como la alimentación, la educación y la salud del pueblo.

García expuso, entre otros logros, que gracias a las tierras de la reforma agraria, a la Revolución y los inversionistas en su país se avanzó mucho en la agricultura y en la producción de energía mediante fuentes renovables.

En el aspecto social, realzó programas como los relacionados con la construcción de vías de comunicación, calles para el pueblo, viviendas populares y la reducción del analfabetismo hasta un índice inferior a cinco por ciento, reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

«Paralelamente, se desarrollaron planes de atención a las enfermedades crónicas y de incremento de la seguridad social a los trabajadores de la industria, el campo y el sector público», comentó. Crecimos en la cobertura integral para la fuerza de trabajo, pero también se crearon formas de atención para los ancianos, los niños, la escolaridad, el seguimiento de la nutrición de los estudiantes, para las embarazadas y las madres en período de lactancia, dijo.

«Avanzamos hacia un ideal de desarrollo económico con derechos sociales y hacia el socialismo en los términos que nuestra economía y nuestra cultura nos permiten en este período, y también tratamos de atraer inversiones de las distintas fuerzas interesadas en trabajar con nosotros», subrayó García.

Un modelo de alianzas, diálogo y consenso

De acuerdo con el secretario general de la ATC, gran parte de los éxitos de su país en el presente se deben al modelo de alianzas, diálogo y consenso impulsado por el Gobierno nacional y que implica tanto a los trabajadores como al sector privado.

«Para nosotros los agricultores eso es un elemento clave», dijo García, quien agregó que la iniciativa influye, incluso, en la certificación y calificación de los oficios de los trabajadores.

Aparejado a ello, funcionan los programas gubernamentales para promover la pequeña industria y las ferias nacionales, las cuales benefician mucho a los pequeños productores y artesanos, sectores que generan mucho empleo, agregó.

También hay en el país supermercados e hipermercados de las compañías transnacionales, pero tienen un contrapeso en el desarrollo de la economía popular. En ese sentido -comentó-, juega un papel muy importante el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, surgido de los programas del Gobierno.

Para nosotros los trabajadores, artesanos y campesinos ese es un instrumento clave de gestión social y económica, subrayó.

De acuerdo con García, durante la segunda etapa de la Revolución Sandinista, iniciada tras la victoria de Daniel Ortega en los comicios generales de 2006, el Ejecutivo y el sector privado llegaron a un consenso para buscar salidas a la situación económica existente en el país tras 17 años de gobiernos de derecha.

El dirigente campesino relató que durante la década de los años 90 del pasado siglo y el inicio del nuevo milenio Nicaragua cayó en un estado casi de desmembramiento debido a la pérdida de las capacidades energéticas.

Apuntó que en tales condiciones y con el advenimiento de un nuevo período sandinista se produjo la coalición entre Gobierno, trabajadores y sector privado y fue así como se abrieron los espacios para la inversión.

Solo el tiempo determinará la medida del éxito de esa fórmula en Nicaragua, pero los hechos muestran que los distintos sectores del país convivieron guiados por ella durante la última década y lograron hacer de la nación la de mayor crecimiento en Centroamérica.

Ahora, con la reelección de Daniel Ortega y el FSLN, ese modelo de alianzas se alista para cinco años más.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− tres = 3