Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Yanko Molina Brizuela, incansable promotor de la literatura

Yanko Molina Brizuela, incansable promotor de la literatura

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Yanko Molina Brizuela, incansable promotor de la literatura Las Tunas- «Los libros consuelan, calman, preparan, enriquecen y redimen», escribió José Martí con su verbo iluminado de siempre. Tal es el camino que defiende, y demuestra hace años desde el sureño municipio de Amancio el promotor de literatura Yanko Molina Brizuela.

Sobrio, elegante y medular. Así se presenta este joven tunero en cada intervención relacionada con el mundo del libro y la literatura.

«Una constante preocupación de cada maestro debe ser sembrar en sus alumnos el amor por la lectura. Esa práctica, si comienza desde los primeros años, propicia alcanzar un alto desempeño en el uso de la lengua materna, tener una buena ortografía y ampliar los conocimientos», comenta a Tiempo21 y muestra orgulloso en su pecho el sello conmemorativo Antonio Bachiller y Morales.

Yanko, como todos los conocen en Amancio, es un hombre con el que se podría estar conversando toda la vida. Sus argumentos, reflexiones y miradas polémicas desatan más preguntas que respuestas. Son interrogaciones despojadas del dogmatismo academicista y del lenguaje edulcorado.

«En cada obra que realizo intento mostrar la sensibilidad cultural que dejan los libros, propiciando la utilización de diversas fuentes bibliográficas, las cuales permiten el desarrollo de hábitos de trabajo independiente, la búsqueda de información y el crecimiento espiritual.

«El hábito de la lectura se construye. Y se construye a través del gusto por la lectura. Es responsabilidad de los padres, los maestros y los especialistas de las bibliotecas públicas proporcionarles a los niños y adolescentes ese gusto, o al menos la promesa de ese gusto».

¿Qué habría que hacer para crear esa ilusión, la del libro como algo prioritario en las nuevas generaciones?

«Son varios los errores que se cometen en la promoción del libro. Quizá el más repetido sea el no saber dirigir la promoción al público que recibe el mensaje.

«Existe una tendencia de repetir la información sobre un libro y en muchas ocasiones, quien promueve un libro ni siquiera se ha leído la nota de contraportada del volumen».

¿Qué estrategias hay que construir para materializar el lector del siglo XXI?

«Primero que todo rediseñar las propuestas de las casas editoriales nacionales y territoriales hasta la implementación de campañas dirigidas a incentivar el gusto por la lectura en sectores muy específicos de la sociedad; desde promover el uso de las nuevas tecnologías como medio para potenciar la lectura hasta renovar los espacios dedicados a la interacción entre el libro y su público.

«No podemos perder de vista de que en muchas ocasiones lo que se publica o los libros que llegan a nuestras biblioteca públicas no son los títulos más sugerentes y quizás ese sea el gancho para que el niño o joven regrese en busca de otro título».

Yanko Molina Brizuela, ahora como director de la Biblioteca Publica Julio Antonio Mella, sabe que tiene una gran responsabilidad en sus hombros, una labor que demuestra la importancia que tienen los hombres como él en la promoción del libro y la lectura, elementos formadores del espíritu y la cultura.

/YDV/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Julián Velázquez

Periodista. Graduado de Defectología. Se reorientó hacia el Periodismo y ha incursionado en la radio nacional y provincial. Laboró en Radio Habana Cuba. En Radio Victoria se desempeña como reportero para el tratamiento a los temas de la cultura. Le gusta de la polémica y los trabajos relacionados con el desarrollo social. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 − siete =