Historia

Diciembre de 1958 marcó el futuro de Cuba

Diciembre de 1958 marcó el futuro de Cuba
Todavía quedan unas cuantas personas que vivieron de cerca los tiroteos entre los barbudos Rebeldes de la Columna 12 Simón Bolívar y quienes se empeñaban en proteger al régimen batistiano. Foto: (Blog CabaniguánJobabense)

Las Tunas.- Los últimos días del mes de diciembre de 1958 fueron en Cuba una andanada de sucesos que estremecieron aún más los cimientos de la tiranía de Fulgencio Batista, tambaleantes ya por la mala gestión social, política y económica y por el apoyo del pueblo a los guerrilleros de la Sierra Maestra y a los luchadores clandestinos en el llano.

Ocurría, por esas jornadas, la liberación de varios e importantes poblados del oriente además de otros hechos de ese tipo en el centro de la isla, encabezados por los Comandantes Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara, quienes asestaron un importante golpe al ejército, tanto en Yaguajay como en Santa Clara.

En el territorio que hoy ocupa la provincia de Las Tunas hubo numerosas operaciones en el empeño de liberar determinados poblados; incluso, la primera acción armada en apoyo al desembarco del Yate Granma se produjo el 29 de noviembre de 1956 con el asalto al polvorín de La Cadena, en Puerto Padre.

Luego, en 1958 operó en la zona el IV Frente Oriental Simón Bolívar y sus miembros liberaron el poblado de Vázquez el 8 de noviembre. Puerto Padre fue atacado por el Ejército Rebelde el 25 de diciembre y la dictadura se rindió ese propio día.

Gran importancia tuvo el hecho, dirigido por el Comandante Delio Gómez Ochoa, porque propició la toma de otras ciudades del nororiente del territorio nacional como Holguín, Gibara y Las Tunas.

Pero, la tiranía perdió el control sobre la zona oriental con la toma y liberación de Jobabo, ocurridas hace hoy 58 años, gracias a los efectivos de la columna 12, Simón Bolívar.

Ese era uno de los pocos poblados en poder de Batista y el Comandante Eduardo (Lalo) Sardiñas se impuso con sus tropas y tomó los principales sitios. Un avión voló sobre el núcleo urbano y disparó a los habitantes a la vez que los soldados intentaban imponerse.

Pero, triunfó la voluntad de los rebeldes y del pueblo. Jobabo fue libre y continúa libre. Pocas horas después, el sátrapa huyó con sus bolsillos abultados y la Patria entera conoció la libertad, ese sentimiento que casi seis décadas después nos mantiene soberanos e independientes.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Conmemoran aniversario 25 del sitio histórico San Miguel de rompe como Monumento Nacional

Ordey Díaz Escalona

El día en que el Granma llegó a puerto seguro

Redacción Tiempo21

Félix Varela: pensar como nación

Tania Ramirez

Enviar Comentario


cinco × 3 =