Fidel Castro, artífice de los nexos Cuba-China en ojos de expertos

Damy Vales
Prensa Latina

Beijing.- El líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, irrebatible protagonista del siglo XX, fue sin dudas el artífice de las relaciones que disfrutan hoy China y Cuba, en los ojos de renombrados expertos.

Así lo indicaron varios analistas e investigadores de esta nación dedicados a los vínculos chino-latinoamericanos.

Xu Shicheng, investigador del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China, quien ha escrito varios libros sobre el líder de la Revolución cubana, aseguró que el fallecimiento de Fidel Castro significa una gran pérdida tanto para el pueblo cubano como para los pueblos progresistas del mundo.

El subdirector del Instituto de Estudios Latinoamericanos del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, Sun Yanfeng, expresó que Fidel propició muchas contribuciones tanto para América Latina como para todas las naciones del globo terráqueo.

Bajo su liderazgo, Cuba se hace un país socialista. Con la revolución liderada por Fidel Castro y sus colegas, Cuba se ha convertido en un país nuevo, con adopción de medidas políticas socialistas dirigidas a crear un sistema educativo, económico, social y político para que la sociedad actual de esa isla caribeña sea muy justa y razonable, amplió.

Según Han Han, secretaria general de Centro de Estudios sobre Cuba del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China, el líder revolucionario fue un artífice de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

El exembajador de China en Cuba Li Lianfu destacó que los vínculos entre Beijing y La Habana ya han logrado mucho desarrollo gracias al Comandante en Jefe y se encuentra ahora en el mejor período en la historia.

Creo que estos nexos siguen avanzando bajo la dirección del presidente Raúl Castro, y con los esfuerzos comunes de ambas partes, subrayó en declaraciones a la prensa tras el fallecimiento del líder cubano.

Muchos recuerdan que fue el dos de septiembre de 1960, cuando durante un gran mitin convocado en la Plaza de la Revolución de La Habana, Fidel Castro expresó de manera clara el propósito de establecer relaciones diplomáticas con China.

Mientras leía la «Declaración de La Habana», preguntó de forma enérgica a las masas concentradas allí, si deseaban establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China. Cerca de un millón de cubanos levantaron en alto sus puños y contestaron unánimemente con voces estremecedoras: ¡Sí!.

Desde este instante, en uso de su soberana y libre voluntad, expresa al gobierno de la República Popular China, que acuerda establecer relaciones diplomáticas entre ambos países.

A partir de entonces, los lazos chino-cubanos abrieron una página completamente nueva, dejando en la historia a Cuba como el primer país latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con Beijing.

En diciembre de 1995, Fidel realiza una visita oficial de nueve días a China por primera vez, invitado por su homólogo chino en ese momento, Jiang Zemin, y dando cumplimiento a un periplo por varias ciudades que incluyó esta capital, Xi’an, Shanghai, Shenzhen y Guangzhou.

El líder cubano logró reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, y los exgobernantes Jiang Zemin y Hu Jintao.

No obstante, un documental difundido horas después del anuncio de la muerte del dirigente cubano, el pasado 25 de noviembre, por la televisión nacional china CCTV, aseguró que Fidel Castro admiraba al presidente chino Mao Zedong y lamentaba no haber podido conocerlo.

Respecto a las relaciones entre Cuba y China, también Xi recordó que crecieron rápidamente gracias a los esfuerzos del líder revolucionario cubano, después de que ambos países establecieran relaciones diplomáticas en 1960.

Por su parte Fidel Castro, en su reunión con Xi en julio de 2014, en La Habana, dijo que apreciaba el recuerdo de sus intercambios amistosos con China y estaba seguro de que las relaciones bilaterales darían fructíferos resultados.

Fidel Castro «vivirá eternamente», afirmó Xi, quien precisó que «el pueblo chino perdió a un camarada bueno y sincero».

La última reunión de Fidel Castro con un líder chino fue con el primer ministro Li Keqiang en La Habana el 25 de septiembre de 2016.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Escribir Comentario