Derechos Humanos en Cuba, todos cuentan

Derechos Humanos en Cuba, todos cuentanEl 10 de diciembre de 1948 está marcado como una fecha especial, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En Cuba esta declaración toma vigencia desde el triunfo de la Revolución cubana como parte esencial del proceso revolucionario a partir del derecho a la libertad y la soberanía de los cubanos, quienes  por más de medio siglo cuentan ya con múltiples garantías.

Desde la propia Constitución de la República de Cuba los derechos humanos tienen su materialización con la aplicación de normativas jurídicas y legislaciones especiales, y cuentan con el apoyo de instituciones del estado, para garantizar su correcta aplicación, entre ellos los más elementales: la salud y la educación gratuitas.

El ejercicio de los derechos humanos se constata hoy mediante la ley de seguridad social, el cuidado a la infancia, el derecho a la libertad plena, la inclusión social, los derechos de la mujer y la familia, todas reguladas a partir de disposiciones legales establecidas.

Infantes de Cuba entre entornos protectores
Nacer en Cuba es nacer con derechos propios.

Los derechos humanos encuentran una prioridad también desde las políticas y programas de la Salud Pública como la atención a la mujer embarazada en el proceso de maternidad (embarazo, parto y puerperio), que además les otorga el derecho de obtener una licencia laboral y quedarse al cuidado de los hijos durante el primer año de vida.

También sobresale la atención a la infancia y los jóvenes (el derecho a la educación y el cuidado) a través del Código de la Niñez y la Juventud,  el Código de Familia y el Código Civil, entre otros que posibilitan el desarrollo pleno de las nuevas generaciones.

abuelos dominó
El 19,4 por ciento de la población tiene más de 60 años y la esperanza de vida al nacer es de 78,45 años.

Una mirada especial tiene además el adulto mayor, una población que cuenta con la atención individualizada desde Hogares de Ancianos, Círculos de abuelos, los servicios médicos, las pensiones, los subsidios y hasta la alimentación en el hogar o mediante el sistema de comedores subsidiados, en los que se les garantiza una dieta balanceada.

Esta nación resulta sin dudas un ejemplo de sociedad equitativa, con la voluntad política de proteger a la amplia diversidad de sus ciudadanos, una realidad que se evidencia en el respeto por el ser humano y sus derechos.

En Cuba todos disfrutan de los derechos humanos y se trabaja por elevar cada día la cultura jurídica de sus ciudadanos, con el objetivo de que conozcan el amplio apartado legal que hoy materializa, desde la Constitución de la República de Cuba, los derechos humanos de quienes tiene el privilegio de vivir aquí en esta Isla, donde todos cuentan.

/YMP/

 Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

La mala pandemia que deja lecciones positivas

Leydiana Leyva Romero

Soberanía para la vida

Darletis Leyva González

Controlar consumos energéticos y no cometer violaciones, claves en la Cuba de hoy

María Esther Pupo Hechavarría

Escribir Comentario