Ricardo Valenciano, un combatiente de la clandestinidad en Las Tunas

Ricardo Valenciano, un combatiente de la clandestinidad en Las Tunas (Foto: Yenima Díaz)Las Tunas.- Cuando lo vi por primera vez, Ricardo Valenciano Carretero me llamó la atención por su rostro seguro y sereno; en ese momento vestía una camisa de color amarillo claro y en el cuello lucía una pequeña medalla dorada por el Aniversario 60 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que recibió en ocasión de los 60 años del desembarco del Yate Granma y el Día de las FAR.

Su pelo canoso y rostro curtido por los años nos revelaron a un hombre sencillo, modesto y afable que contribuyó con su acción a la soberanía del país y lograr las conquistas que hoy disfrutamos todos los cubanos. Ricardo es un combatiente de la clandestinidad, trabajó 40 años en el sector azucarero y actualmente está jubilado.

Por su trayectoria revolucionaria recibió además las medallas conmemorativas Aniversarios 30, 40, 50 de las FAR.

Qué representa la entrega de esa distinción?

«Representa mucho, un gran honor, teniendo esas otras medallas y recibir ahora esta es un compromiso muy grande, no solo para mí sino también con las generaciones futuras, a las que debemos educar para que sigan el ejemplo de aquellos que lucharon por tener lo alcanzado hasta hoy».

Sobre sus acciones en las luchas clandestinas cuenta que fueran muchas: «participé en la toma de Manatí, allí abastecíamos a los rebeldes de los plomos para cargar los cartuchos, de avituallamiento, balas y alimentación; esa fue una de mis tareas principales en los tres días que duró la acción armada».

¿Qué significación histórica tiene ese hecho?

«La toma de Manatí fue un suceso relevante para el territorio y el país, pero eso sucedió el dos de diciembre de 1956 coincidiendo con el desembarco del Granma, por lo que en ese momento no tuvo mucha trascendencia histórica para Cuba, pero constituyó un gran aporte de los tuneros a la liberación definitiva».

Después del triunfo revolucionario qué otras actividades realizó?

«Dirigí la campaña de alfabetización en la localidad de Dumañueco, luego pasé la Escuela Provincial del Partido, que radicaba en Cauto Cristo, y después fui seleccionado junto a otros compañeros para la Escuela Nacional del Partido Ñico López, donde conocí a varias personalidades de la Revolución».

¿Qué mensaje le trasmite a las nuevas generaciones?

«Pienso que las nuevas generaciones deben conocer y estudiar profundamente toda la historia, para que aprendan a valorar más los hechos, los acontecimientos y a los mártires de la Patria, no solamente lo referente al territorio sino también del país».

Sobre el concepto de Revolución, pronunciado por el líder cubano Fidel Castro el primero de mayo del 2000

«Los tuneros debemos tomar conciencia de ese legado, estudiar bien ese concepto que es muy amplio, para que cada trabajador, dirigente, estudiante, campesino y persona lo conozca e incorpore a su actuar cotidiano, que sea una guía a seguir en cada momento de nuestras vidas».

Desde la década del 80 este combatiente de la clandestinidad y fundador del Partido Comunista reside en el reparto Aguilera, de esta ciudad, donde integrado a la comunidad continúa su lucha a favor de la educación y la formación de las nuevas generaciones.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Inés y el banco: una unión para toda la vida

Leydiana Leyva Romero

José Carlos, comunicador a todas

Naily Barrientos Matos

Un innovador de estos tiempos

Yaimara Cruz García

Escribir Comentario