Fidel, precursor del internacionalismo para los desposeídos

Fidel, precursor del internacionalismo para los desposeídos
Doctora Misdelis Arias Carmenate. (Foto de la autora)

Las Tunas.- El internacionalismo fue una realidad constante en la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, no solo porque creyó en esas ideas humanas de compartir lo que se tiene y no lo que sobra, sino porque multiplicó ese principio entre el pueblo de Cuba, a favor de los más desposeídos de Asia, África y América Latina.

Esa es precisamente una de sus grandes obras y por eso se le recuerda tanto en el mundo, desde aquella primera vez en Argelia, el 23 de mayo de 1963, cuando fueron a dicha nación 29 médicos, cuatro estomatólogos, 14 enfermeros y siete técnicos de la salud.

Desde entonces, la Mayor de las Antillas se esparció por regiones inhóspitas, con climas, religiones e idiomas diferentes. Y se hicieron grandes las cuatro letras de este archipiélago en el corazón de los agradecidos.

«En cualquier rincón del planeta, decir Cuba es decir Fidel, y en Brasil ocurre lo mismo. Todo el pueblo lo quiere y respeta».

Así refiere la doctora Misdelis Arias Carmenate, recién llegada a la provincia de Las Tunas procedente de la nación sudamericana, para disfrutar de sus vacaciones, luego de un año de servicio y ayuda a los más humildes.

«Allá es un ejemplo, una figura muy respetada. Los brasileños creen en sus preceptos internacionalistas y se muestran satisfechos con la labor que hacemos los cubanos en ese hermano país, tan necesitado de salud. Y eso es posible gracias a las enseñanzas que inculcó en nosotros desde que éramos niños.

«Nuestro Comandante es tan querido como si fuera el mismo presidente de Brasil y eso lo vemos día a día. Yo llevo un año de trabajo allá y la experiencia es muy enriquecedora porque laboramos en zonas intrincadas en las que jamás un médico hizo su labor allí.

«Nos reconocen y eso nos alegra. Pero, lo que más nos satisface es que siempre vinculan nuestro trabajo con la labor del Comandante. Nos dicen Gracias a Fidel ustedes están aquí. Si no fuera por Fidel no tuviéramos la ayuda de ustedes.

«Después de su fallecimiento, mi compromiso es muy alto, trabajar, cumplir la misión como él la encomendó, poner el nombre de Cuba más en alto que lo que hasta hoy hemos hecho y poner muy en alto el nombre de nuestro Comandante en Jefe.

«Él ya no está físicamente. Pero, no le decimos adiós. Es un hasta siempre. Eternamente van a primar sus ideas internacionalistas y el amor a las personas desposeídas. Su muerte me dará fuerzas para seguir adelante y cumplir con la misión que me han asignado».

La tristeza no le permite más palabras. Seguramente regresará pronto a Brasil y allá continuará engrandeciendo, con su actuar, la gran leyenda que es y será por largos años el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Escribir Comentario