Fidel Castro

Hasta siempre Comandante Fidel Castro

Majibacoa, Las Tunas- En Cañada Honda me tocó esperar la caravana que trasportó hasta Santiago de Cuba las cenizas de Fidel a su paso por el municipio de Majibacoa.

Un mar de pueblo se concentró a ambos lados de la carretera central desde horas tempranas de la mañana… Nadie quería perderse aquel momento doblemente histórico para los habitantes de esta tierra.

De ahora en adelante el dos de diciembre, el día escogido por el destino para el desembarco del yate Granma, en Majibacoa habrá que recordar también como en la fecha se reunieron miles de personas para rendir tributo al Comandante en Jefe.

Hasta las 11 de la mañana el cielo estuvo completamente encapotado, la salida del sol se vio frustrada por una gigantesca nube que curiosamente se situó en línea con la carretera central frente a la ruta por la que horas después llegarían las cenizas de Fidel.

No era una nube blanca, tampoco era gris, era oscura, muy oscura. Parecía un manto o un velo, parecía que también el cielo, estaba triste por la muerte de Fidel.

Un poco antes del mediodía el astro rey salió con tremenda fuerza, pero el pueblo se mantuvo firme y la multitud permaneció intacta hasta que por fin llegó.

Cuando alcancé a ver las primeras luces de la caravana sentí un poco de miedo. Tenía la misión de describir el hecho a través de la radio, temía no poder narrar el suceso en su justa dimensión y como lo merece mi Comandante.

Pensé entonces en todo lo que el hizo por su pueblo que también es el mio y como sabía crecerse ante las dificultades. Me puse fuerte, evoqué su ejemplo y así encontré el camino.

Durante el paso de la caravana miles de personas reunidas en Cañada Honda llevaron al pecho sombreros y gorras, gritaron consignas y cuando el cortejo fúnebre comenzó a alejarse llegó el momento más triste… El pueblo con las manos en alto y con lágrimas en las mejillas decía adiós a su Comandante.

Pero como la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida, creo firmemente en que Fidel esta vivo, esparcido entre su pueblo, porque en tiempos difíciles cada cubano, sabrá ser su propio comandante.

Había tristeza en mi alma, desde ahora llevo un mayor compromiso social. Hasta Siempre Comandante.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Cierra en Argentina jornada en honor a natalicio de Fidel Castro

Redacción Tiempo21

Legado de Fidel Castro perdurará por siempre, afirman en Nueva York

Redacción Tiempo21

Fidel, ejemplo de intransigencia revolucionaria y fe en la victoria

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


nueve + 8 =