Los serbios rinden tributo a Fidel Castro

Belgrado.- Considerado un amigo fiel de Serbia, Fidel Castro recibe hoy el adiós de ese pueblo a través de sus ciudadanos que acuden en flujo constante a firmar el libro de condolencias en la Embajada de Cuba.

El primero en llegar, muy simbólicamente, fue el presidente de la República y de todos los serbios, Tomislav Nikolic, quien emocionado rindió guardia de honor ante una foto del Comandante en Jefe y dejó plasmado un breve y sentido mensaje:

«El mundo se ha quedado hoy sin uno de los últimos gigantes.

Fidel Castro es el símbolo de la lucha por la libertad, la soberanía y la felicidad de su pueblo.

Serbia desde hoy tiene un gran amigo menos.

¡La cabeza en alto, Cuba, continúa en lo adelante por el camino en cuya meta está la felicidad!.

Después, en una sentida plática con la embajadora Mayra Ruiz, quien le explicó los detalles de las honras fúnebres en La Habana y Santiago de Cuba, expresó su pesar por no poder participar, aunque ese es su deseo, por compromisos asumidos de visitas a países de Europa y el mundo árabe.

Compartió con un reducido grupo de reporteros sus vivencias de la visita a Cuba en el 2015 y su encuentro con el líder histórico de la Revolución cubana, a quien notó físicamente afectado, pero con una lucidez, claridad de pensamiento y nivel de información de los problemas del mundo que cualquiera envidiaría.

Mientras abandonaba la sede diplomática cubana, se iban agrupando personas de todas las edades en la calle para plasmar por escrito sus sentimientos hacia el fallecido líder.

Zoran Djukic, a quien le temblaba la mano, escribió frases hermosas para describir a quien considera un hombre excepcional de talla universal amado y respetado por los pueblos del mundo, al tiempo que pidió disculpas por su letra grande nerviosa.

Lloró de emoción el representante de la Asociación de Amistad Serbia- Cuba, quien vino acompañado de una de las activistas a cargo de dejar en el libro el testimonio de varios de sus integrantes que en esta mañana fría no pudieron desplazarse por su avanzada edad, entre ellos una señora de 96 años.

Aleksandar Vulin, presidente del Movimiento Socialista de Serbia, también acudió a la cita para escribir: Hasta la victoria siempre, comandante. Y agregar que «Serbia ha perdido a un amigo sincero, pero el sueño por la libertad no cesará si se vive y se sueña. La lucha no se detendrá».

Un representante de la diáspora palestina en Serbia, además de su mensaje, colocó una ofrenda floral bajo la foto de Fidel Castro con una cinta en la que se lee: Adiós, Comandante. Nuestro pueblo siempre te recordará.

Manos anónimas depositaron en la valla que rodea el edificio de la misión diplomática modestos homenajes consistentes en una vela, unas flores, alguna cinta, un cartel hecho a mano que reza: Hasta la victoria siempre y una nota en su idioma de una representación del Partido Comunista de Turquía.

Y a medida que avanza el día, se suman quienes quieren dejar su testimonio de reconocimiento y gratitud al gigante que ha partido y se multiplican las emociones. (Prensa Latina)

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Escribir Comentario