Gente

Migdalia, una líder llena del pueblo y de su barrio

Migdalia, una líder llena del pueblo y de su barrio (Tiempo21/Foto: Angeluis)Las Tunas.- Con una vasta experiencia que irradia desde su función como coordinadora de la zona ocho, Migdalia Igarza Ávila, fundadora de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), ha dedicado varias décadas de su vida al trabajo de esta organización de pueblo, y bajo la premisa del desarrollo y la promoción del trabajo comunitario.

Incansable y siempre dispuesta a cualquier tarea, Migdalia se distingue por ser líder también del proyecto, que radica en la vivienda número 189 de la calle 24 de Febrero, un espacio que incrementa la motivación, masividad y la unidad del barrio.

«Soy la coordinadora de la iniciativa en la Zona ocho, circunscripción siete, de esta ciudad cabecera, y en ello apuesto cada uno de mis días», destaca esta fémina cuyo intenso quehacer sobresale desde hace 54 años, cuando se crearon los CDR y personas dispuestas como ella y con muchos deseos de hacer se incorporaron a los nacientes comités de barrios.

«Recuerdo que había que conversar con las personas para explicar en qué consistía esta iniciativa que hoy no solo involucra a los miembros de los CDR del barrio también los jóvenes se entusiasman y los niños llegan todos los días en busca de nuevos conocimientos», puntualiza.

Por su entrega, constancia y consagración fue delegada al primer congreso de los CDR y al octavo. Migdalia continúa en estos menesteres con la misma motivación y energía, que nunca la abandonan cuando de realizar una acción comunitaria se trata, por eso, las personas la admiran, respetan y la siguen.

«Siempre he tenido cargos en el CDR o la Zona, en la que llevo muchos años, las personas me siguen, porque los CDR son de motivación, de mantener esa actividad constante y el ejemplo personal.Yo influyo mucho en las personas por mi forma, por mi actuar».

Sobre el trabajo con las jóvenes generaciones…

«Trabajar con los jóvenes es muy estimulante, siempre los incito a que estudien y se preparen para que les aporten a la sociedad, por eso ayudo a fomentar valores en ellos porque son el relevo y los futuros hombres y mujeres dela sociedad cubana.

«Hoy los jóvenes buscan diversas maneras de promocionar el Proyecto comunitario 16 de octubre, que nació en el año 2010, un homenaje al día en que Fidel Castro hizo su alegato La historia me absolverá, tras los hechos del Moncada y que constituye el primer Programa político de la Revolución.

«Actualmente son los jóvenes que mantienen los diferentes espacios del proyecto una casa de cultura, la plaza martiana, una biblioteca infantil y otra general que sirven de referencia a estudiantes y jóvenes para trabajos de curso, tesis o diplomados, el museo 16 de octubre que expone según las fechas históricas y otras instituciones que contribuyen a la cultura y educación de los vecinos», puntualizó en su diálogo.

La zona que dirige, vanguardia nacional, es ejemplo en el trabajo comunitario y el reforzamiento de los valores en la familia y las actuales generaciones, continuadoras de la historia de la mayor organización de masas del país.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Adalid de ideas multiplicadas

Roger Aguilera

Zabala, confesiones de un comparsero

Leydiana Leyva Romero

Metodio y la radio, un binomio singular

Adialim López Morales

Enviar Comentario


cuatro − = 1