Fidel vive en la memoria de su pueblo

Fidel vive en la memoria de su puebloMajibacoa, Las Tunas.- La trágica noticia entró en mi cama a las 12 y 44 minutos de la noche, ya el 25 de noviembre agonizaba ante la secuencia lógica que indica la llegada de un nuevo día.

Mi teléfono comenzó a sonar insistentemente, pero no lo escuchaba, estaba profundamente dormido. Cuando el timbre desesperado del móvil alcanzó a despertarme, lo tomé en mis manos sujetándolo fuerte y apoyé ambos brazos en la cama; estaba asustado, sabía que algo andaba mal.

Tomé un segundo aire, me llené de valor y cuando descuelgo el teléfono, del otro lado de la línea escuche estas palabras, «Murió Fidel».

La llamada se repitió porque quedé tan sorprendido en la primera comunicación que apenas pude articular quizás, un par de palabras.

Cuando me confirman el suceso, la triste noticia del fallecimiento del Comandante en Jefe, el sueño que antes me había ganado el pulso, se fue del lecho dejando atrás un cúmulo de pensamientos, preocupaciones y recuerdos.

La primera remembranza fue para aquel momento en el Palacio de las Convenciones de La Habana, cuando muchos compañeros derramaron lágrimas en la sesión plenaria del Onceno congreso de la Federación de Estudiantes dela Enseñanza Media.

El evento estuvo presidido por el General de Ejército Raúl Castro Ruz. Fidel por motivos de salud no pudo estar, pero llamó para disculparse con los estudiantes por no haberlos acompañado. En su voz había tristeza y aquello nos hizo llorar.

Cuando oí a Fidel decir que no asistiría al congreso, pensé que probablemente en aquellas palabras se me escapaba la posibilidad de un encuentro con el que soñé toda la vida.

Fidel ha muerto, sí, pero solo físicamente, porque sus ideas continuarán señalando el camino correcto, la decisión exacta en el momento justo.

Recordaremos siempre el optimismo de un hombre para el que nada era imposible, pero sobre todas las cosas en tiempos difíciles evocaremos al compañero, al amigo, al padre Fidel. Hasta la victoria siempre. Patria o muerte. Venceremos, Comandante.

/YDV/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Escribir Comentario