Médicos de Cuba colaboran en Guatemala sin desatender su superación

Guatemala.- Los miembros de la Brigada Médica Cubana (BMC) en Guatemala trabajan hoy a favor de la salud de este pueblo sin descuidar su superación científica, para brindar una colaboración más eficaz a quienes requieran de sus servicios.

Animados por ese propósito, integrantes de esa misión solidaria compartieron sus experiencias de trabajo y resultados investigativos en el Congreso Científico BMC 2016 en Huehuetenango, ciudad cabecera del departamento homónimo, situado en la región suroccidental de este país.

Entre los temas tratados destacaron la hipertensión inducida por el embarazo, la encefalocele nasofrontal, el uso de la farmacopuntura en las enfermedades ostiomioarticulares y de la anestesia regional para la cesárea, así como los factores de riesgo en embarazadas con infección del tracto urinario.

También fueron compartidas vivencias acumuladas en las consultas en cuanto al tratamiento de la ictiosis arlequín -enfermedad de la piel extremadamente rara, del grupo de las llamadas genodermatosis- y el comportamiento de la mortalidad en adolescentes.

«Dedicamos esta actividad educativa a la solidaridad entre Cuba y Guatemala, expresada de manera más clara a partir de la llegada de los primeros médicos nuestros a este país, hace 18 años, tras el huracán Mitch», afirmó la coordinadora de la BMC en Huehuetenango, Sonia Rodríguez, y subrayó que «solidaridad es la palabra por excelencia que define a la colaboración cubana, en esta y otras partes del mundo».

Mientras Belkis Barranco, activista docente de esa misión, reconoció la importancia de la investigación médica y del uso de los conocimientos derivados de ella para contribuir con la salud de toda la humanidad.

Cerca de una decena de guatemaltecos egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina y de otras de su tipo en Cuba, asistieron al foro y destacaron la importancia de reuniones como esta para continuar creciendo de manera profesional.

«Debieran venir más guatemaltecos a estas reuniones, porque la medicina cubana es integral y humana, se aprende mucho y ayuda a resolver algunos casos que uno ve en su lugar de trabajo», reconoció el doctor Aroldo Cifuentes.

En tanto los directivos de las farmacéuticas Bropharma y Labopharm, Carlos Roberto Ramos y Max Obdulio Carrera, de manera respectiva, hicieron notar el valor de la colaboración cubana y la validez de tratar temáticas diferentes y modos de hacer en estos procesos de educación continua.

«Realmente es admirable la labor científica y el interés de los médicos cubanos por mejorar cada día sus conocimientos y fortalecer el dominio que tienen en la medicina, ello es muy bueno porque redundará en beneficio de nuestra población vulnerable», remarcó María de Lourdes Ovalle, directora departamental de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente, Patricia Marroquin.(Prensa Latina)

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Nueve de cada 10 personas respiran aire contaminado, advierte ONU

Prensa Latina

Presidente del Líbano convoca a un diálogo nacional

redigital

Brasil rebasa barrera de las 120 mil muertes por Covid-19

Prensa Latina

Escribir Comentario