Pasado y presente de una organización que tiene futuro

Pasado y presente de una organización que tiene futuroLas Tunas.- La ciudad de las esculturas se vistió de gala, al recibir a representantes de los ocho municipios de la provincia de Las Tunas, quienes brindaron y brindan aún por su colaboración en la guía y dirección de las masas.

El motivo fue para todos el mismo: celebrar los 40 años de los Órganos Locales del Poder Popular, lo que conllevó al desarrollo de un encuentro entre generaciones, en el que fundadores y antiguos dirigentes del territorio compartieron sus experiencias con la actual presidencia del gobierno y la nueva generación que se forma en estas labores.

Del lado de la experiencia, muchos fueron los que tomaron la palabra. Ramona Curbelo Hernández, fundadora del Poder Popular en Las Tunas, y la primera mujer delegada del territorio en el año 1976, manifestó sentirse orgullosa por ser electa como diputada al Parlamento en la misma fecha, donde tuvo la oportunidad de conducir la sesión de la Asamblea Constitutiva junto a Juan Marinello.

Por su parte, el relevo de nuestros dirigentes estuvo también representado en el debate, pues el delegado de base más joven, Yoerlis Batista, transmitió sus vivencias y dijo que con tan solo 28 años, era un reto enfrentarse a un grupo de electores donde las condiciones no son las más idóneas.

Los invitados al conversatorio, organizado por la actual presidencia de la Asamblea Provincial del Poder Popular (APPP) en Las Tunas, no dejaron pasar por alto la ocasión de homenajear al Mayor General Vicente García, y colocaron una ofrenda floral en la tumba donde descansan los restos del insigne patriota cubano.

Con un entretenido recorrido por las áreas en que se desarrolló la noche tunera, concluyó la jornada del sábado. Los delegados e invitados pudieron deleitarse con las ofertas gastronómicas y culturales de la ciudad cabecera de nuestra provincia, y hasta los más longevos bailaron al ritmo del tradicional órgano oriental.

El pueblo, protagonista

Pasado y presente de una organización que tiene futuroCon la instauración del Poder Popular se materializó la democracia participativa y se demostró la transparencia del sistema eleccionario en que se abre paso al sentimiento y la opinión de los electores, del pueblo que nomina y elige. Son éstos valores que caracterizan a nuestro sistema político social.

Del pueblo nacen los delegados, nuestros dirigentes, las ideas, los acuerdos, y hacia el pueblo va el trabajo de los Órganos del Poder Popular.

Los delegados deben ser aquellas personas que no teman enfrentar cualquier situación que afecte a la multitud, ya sea en medio de los ciclones y en las zonas más intrincadas, con tal de encontrar las soluciones más idóneas para dejar a las masas satisfechas.

Como diría una colega, los buenos delegados, que no son pocos, se conocen hasta el dedillo lo más grande y lo más simple de su comunidad, desafían tempestades para dar un abrazo y explican, en cada rendición de cuentas, las conquistas y los pendientes después de poner parte de su alma misma tras alguna gestión.

Dar confianza, intercambiar razones y mezclar gobierno y pueblo incluso cuando el trabajo es mucho y los problemas se agolpan, es el actuar diario de quienes nos representan a instancias gubernamentales.

Las Tunas resalta por tener dirigentes abnegados, pues tras el paso intenso de 11 mandatos, los Órganos locales del Poder Popular han visto desfilar a personas como Roberto Ogando, Julián López, Francisco Grave de Peralta, Víctor Rodríguez Carballosa y muchos más, pero también sobresalen los 21 diputados primero, y los actuales 28 que llevaron la voz de los tuneros a la Asamblea Nacional.

Pasado y presente de una organización que tiene futuro (Foto de la autora)
Francisco Grave de Peralta. (Foto de la autora)

En una entrevista, Francisco Grave de Peralta, Presidente de la APPP en Las Tunas en el año 1992, destacaba las virtudes de esta provincia en cuanto al trabajo comunitario sustentado en el proyecto Por nosotros mismos, que se fortalece cada vez más.

«En estos 40 años del Poder Popular, donde uno de los aspectos es el perfeccionamiento de nuestro sistema gubernamental, el trabajo comunitario integrado que se aplica en nuestra provincia ha venido a nosotros como un método de participación popular en las soluciones de los problemas», expresó Lilian González Rodríguez, diputada y Presidenta de la APPP en Las Tunas.

Continuó: «Esto nos permite fortalecer la labor del delegado, y propicia que nosotros los dirigentes nos vinculemos más con la comunidad, que es donde se desarrolla y se gesta la historia y la obra de la Revolución».

La sesión solemne

Movidos por el slogan «Con la dignidad de nuestra historia», el pueblo tunero se reunió este domingo para efectuar la sesión solemne de la APPP en conmemoración de los 40 años de los órganos locales.

La ocasión fue propicia para destacar la labor de quienes acumulan diez, quince, veinte y más años de experiencia en la dirección de las masas, así como a cuadros destacados que han sido y son miembros del Comité Ejecutivo y el Consejo de la Administración Provincial (CAP), a los actuales delegados a nuestra APPP, y a los diputados al Parlamento.

Pasado y presente de una organización que tiene futuro (Foto de la autora)
Yoerlis Batista de pie ante otros delegados del Poder Popular en Las Tunas. (Foto de la autora)

Un reconocimiento especial fue para el delegado de base más joven, Yoerlis Batista, y para el desempeño de José Serrano Brito como fundador que educó y aún educa a las nuevas generaciones, en la honrosa tarea de los Órganos del Poder Popular.

De manera emotiva, recibieron la Distinción Tuna de Cristal un grupo de personalidades que destacan por su correcta y sostenida actitud, en correspondencia con los principios revolucionarios, valores y fines de nuestra sociedad, el sentido del deber, el compromiso con los ideales sociales, y el trabajo en la comunidad.

Luz Marda Arrieta Hechavarría, delegada de la circunscripción 60 del municipio de Jobabo, fue merecedora de la distinción Mayor General Vicente García, sustentada en la réplica del machete de este insigne patriota cubano.

Con lágrimas en sus ojos, esta mujer, de pelo plateado y ya con manos temblorosas, expresó el inmenso orgullo que genera alcanzar tan alta distinción.

«Aún cuando no soy fundadora, desde mi condición de militante del Partido, desde las organizaciones de masas, como dirigente popular, no he hecho más que cumplir mi deber», expresó.

«Los delegados siempre tenemos inconformidades, pero debemos ser muy pacientes, buscar la unidad en todos los tiempos, y propiciar que la población comprenda que lo más importante es la participación de todos en la solución de los problemas de la comunidad».

 

 

 

Artículos relacionados

Camilo, siempre en la memoria del pueblo de Las Tunas

Naily Barrientos Matos

Para que haya más agua en Manatí

Esnilda Romero Mañas

Tabaqueros de Las Tunas preparan condiciones para la exportación de unas 60 mil unidades en 2021

Miguel Díaz Nápoles

Escribir Comentario