Las Tunas, Cuba. Domingo 15 de Julio de 2018
Home > Opinión > Diabetes Mellitus: prevenir y convivir

Diabetes Mellitus: prevenir y convivir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Diabetes Mellitus: prevenir y convivir La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica que se asocia con el envejecimiento poblacional, estilos de vida más sedentarios y dietas poco saludables.

Hoy, cuando en el mundo organismos internacionales revelan que más de 415 millones de adultos sufren esta dolencia, se apuesta por el diagnóstico temprano y el tratamiento para reducir el riesgo de complicaciones graves, incluso desde las edades tempranas.

Lea más: Informe mundial sobre la diabetes

En Cuba se refuerza la detección, seguimiento y control de esta enfermedad desde la atención primaria de la salud para, de forma temprana, evitar las complicaciones asociadas a este padecimiento que incrementar el riesgo general de muerte prematura.

Estudios recientes refieren que en la nación el sedentarismo y la obesidad constituyen los factores de riesgos más importantes para la presencia de la diabetes, considerada la octava causa de muerte en el país.

En Cuba más de un millón de personas viven con esta condición, de ahí que el llamado apueste siempre en dedicar cada vez más tiempo a la práctica de ejercicios libres, que garantiza una mayor calidad de vida y hábitos de vida saludables.

Diabetes Mellitus: prevenir y convivir

Entre las posibles complicaciones se incluyen: ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, amputación de piernas, pérdida de visión y daños neurológicos.

En la provincia de Las Tunas la diabetes muestra una alta incidencia por ello desde la atención primaria de salud se labora en la detección y atención de pacientes con esta afección mediante consultas multidisciplinarias y la educación familiar en los Centros de Atención y Educación al Diabético.

Otra de las alternativas que impulsa la Salud Pública en el territorio resultan las Escuelas Populares para Diabéticos, una alternativa para la atención no solo a los pacientes dispensarizados pues se procura también educar a la familia, se enseña cómo prevenir y convivir con esta enfermedad conocida como «asesina silenciosa».

En la Isla las personas con Diabetes Mellitus alcanzan una expectativa de vida de unos 78 años de edad, cifra similar a la de quienes no padecen esta enfermedad hereditaria. Por ello el estado tiene un marcado interés en el control de este problema de salud creciente en la última década, y que constituye una alerta junto al fenómeno del envejecimiento poblacional.

La presencia global de este padecimiento podría ascender para 2035 casi 600 millones de personas podrían vivir con diabetes y en 2040 la cifra aumentaría a más de 642 millones.

Lea más: Diabetes: perfiles de los países 2016

El 20 de diciembre de 2006, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución que reconoce la diabetes como una enfermedad crónica, debilitante y costosa. Un año después comenzó a celebrarse el Día Mundial, que en 2016 centra su atención en la promoción de vías que aseguren el diagnóstico temprano y el tratamiento para reducir el riesgo de complicaciones graves.

Hace más de dos milenios se reconoció a la diabetes, por el médico griego Areteo de Capadocia. A principios del siglo XIX se describió claramente la diabetes mellitus (sacarina), caracterizada por la presencia de azúcar en la orina, y se estableció que afectaba a dos grupos de edad bien diferenciados: los niños y los adultos de mediana edad.

En el siglo XX se comprendió que se trataba de dos problemas muy diferentes: en el primer caso, la llamada diabetes insulinodependiente, o Tipo 1, caracterizada por la ausencia o una gran falta de insulina, y en el segundo, la diabetes de Tipo 2, caracterizada por la ausencia de respuesta a la insulina.

Este problema de salud logró mayor visualización tras el descubrimiento de la insulina en 1921, y un año más tarde comenzó su uso en el tratamiento del ser humano, y que en 1923 se producía masivamente como fármaco.

La Diabetes Mellitus incluida entre las enfermedades crónicas no transmisibles, es hoy una patología que genera mayor discapacidad y mortalidad, por ello ocupa gran parte de los recursos sanitarios de cualquier país.

Reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta patología se está clasificada según la Asociación Americana de Diabetes desde 1997 en 4 grupos: Diabetes Mellitus tipo 1, tipo 2, Diabetes gestacional y otros tipos de Diabetes Mellitus menores.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yami@rvictoria.icrt.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 − = siete