Las Tunas

Las Tunas: más alimentos al alcance de la población

Las Tunas: más alimentos al alcance de la población
El reordenamiento de la comercialización agrícola comienza a estabilizar la oferta en los mercados. Foto: Raúl Estrada.

Las Tunas.- Recorre uno las placitas y los mercados agropecuarios estatales de la ciudad de Las Tunas y en muchos encuentra una variada oferta de alimentos, que incluye viandas, granos, hortalizas, sobre todo calabaza y pepino, además de frutas, en especial papaya, pero también naranja, casi desaparecida últimamente por el azote de las plagas. Similar situación se aprecia en las cabeceras municipales y otros poblados tuneros.

Asombra la escasa presencia de clientes en esos establecimientos, en comparación con igual fecha del pasado año, aún cuando ahora rigen precios más favorables para los consumidores. Y esa es una inequívoca señal de que el suministro de productos agrícolas a la población se estabiliza.

El cambio tiene que ver con el reordenamiento de la comercialización agraria, iniciado en toda Cuba este año y dirigido a proteger a la población y mejorar su calidad de vida.

Se trata de un proceso que además procura asegurar la estabilidad de los precios que se pagan a los productores agropecuarios y contribuir a elevar la capacidad de compra del peso cubano.

Para conseguir esos objetivos, se trabaja en el perfeccionamiento de la contratación de las producciones a los agricultores por parte del Estado y en la reorganización del sistema de acopio.

También se crean decenas de polos productivos en los ocho municipios de la provincia, situada a unos 700 kilómetros al este de La Habana.

Igualmente se eliminan los puntos de venta ilegales en manos particulares, los cuales propician el desvío de los productos agrícolas y otras violaciones, y, además, diariamente se realizan reuniones de coordinación presididas por las máximas autoridades de cada territorio para asegurar la recogida y distribución de los alimentos cosechados.

Pero, como diría un campesino: todos los bueyes no halan parejo.

Aunque la degradación de los suelos, la escasez de agua, equipos y tecnologías, junto a otros problemas, limitan la producción, también existen agricultores que no logran los potenciales rendimientos.

Por otra parte, el sistema de contratación aún resulta muy endeble, algunas bases productivas con placitas a su cargo no las abastecen debidamente y, además, el sistema estatal de acopio no acaba de alcanzar la necesaria eficiencia, sobre todo porque, a causa de una desacertada estrategia, en los últimos años perdió casi toda su infraestructura material y organizativa, y ahora debe recuperarla.

Otro problema por resolver es el abasto de especias. Al eliminar los puntos de venta y carretilleros particulares que operaban ilegalmente (aunque con la tácita anuencia del Estado), la oferta de condimentos disminuyó de forma muy notoria. Ahora el sistema de la agricultura encamina un programa para incrementar el cultivo de ajo, cebolla, ají y otros sazonadores, pero hoy por hoy escasean.

No obstante, como dice el refrán chino: hasta el camino más largo se comienza con un paso, y en el reordenamiento de la comercialización agrícola, los tuneros ya dieron el primero.

/YDV/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

 

Artículos relacionados

Central Colombia a punto de estar listo para la zafra

Yanet Lago Lemus

Amancio, tercer ingenio de Las Tunas que produce en la presente zafra

Yaimara Cruz García

Consejo de la Administración de Las Tunas debate sobre problemática de envejecimiento poblacional

Claudia Pérez Navarro

Enviar Comentario


cinco + = 11