• Portada
  • Las Tunas
  • Producciones lácteas en Las Tunas: los retos de un pico productivo
Las Tunas

Producciones lácteas en Las Tunas: los retos de un pico productivo

Producciones lácteas en Las Tunas: los retos de un pico productivo
La planta láctea de Las Tunas tiene varios años de explotación. (Foto: Angeluis)

Las Tunas.- Incrementos sostenidos en el acopio de leche fresca logra durante el 2016 la Empresa Láctea de Las Tunas.

Más de 19 millones de litros del alimento procesó la industria tunera al cerrar el mes de septiembre, y en octubre los resultados superan las expectativas.

El territorio, afectado por una intensa sequía prolongada y con limitado desarrollo ganadero, no es considerado en Cuba como potencial para los renglones lácteos.

Sin embargo, en el año que casi culminason determinanteslos mejores precios de compra a los productores de leche, y las medidas oportunas del Consejo de la Administración Provincial para mantener el suministro a la industria.

Garantizar los niveles productivos y económicos contemplados en sus planes es un éxito de la empresa, aunque la demanda dista sobremanera tanto de la planificación como de la disponibilidad de las capacidades fabriles.

Para lograrlo cuenta con una añeja industria láctea, dos fábricas (una de ellas moderna) y una miniplanta de helado, junto a siete establecimientos de acopio y distribución de leche, en igual números de municipios.

Cambios en una industria envejecida

La principal planta fabril de la Empresa Láctea en Las Tunas está ubicada en la periferia sur de la ciudad cabecera, y carga con limitaciones derivadas de la obsolescencia tecnológica con deficientes sistemas de frío y vapor.

No obstante, adaptaciones de diferentes generaciones técnicas permiten mantener en funcionamiento los equipos, como es el caso de la máquina conformadora empacadora, cuyos sistemas proceden de tres países.

Miembros de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores y personal en general, ahora con un salario medio de mil pesos, laboran constantemente para utilizar toda la leche acopiada.

En estas condiciones logran producir 24 surtidos, entre ellos la leche fluida, el yogurt natural y de soya; el dulce de leche; los quesos fundido, blanco y pastilado; la crema untable, el cresol y el helado.

La entidad emprendió en los últimos dos años la reparación de equipos y sistemas, sobre todo el condensador evaporativo, que presentaba un elevado nivel de deterioro y provocaba constantes paradas del proceso.

Producciones lácteas en Las Tunas: los retos de un pico productivo
Arael Martínez Teruel, director de la Empresa Láctea en Las Tunas. (Foto: Angeluis)

Arael Martínez Teruel, director de la Empresa Láctea en Las Tunas, explicó a Tiempo 21 que se puso en marcha una nueva caldera, con la cual se soluciona la limitación fabril, junto a la reparación de 16 carros dedicados al acopio de leche.

Aseveró, que aunque necesarias, no están previstas inversiones, pero que el gradual mejoramiento tecnológico incrementa la calidad y seguridad sanitaria de los alimentos que producen.

También mencionó la reparación de la nevera central, y la construcción de otra, que completan la capacidad para cubrir las demandas de refrigeración de los productos con destinos sociales y los que se comercializan en las tiendas recaudadoras de divisas.

Martínez Teruel dijo además que la construcción de un laboratorio mejor equipado permite examinar las materias primas y los productos terminados.

También en el área civil se invirtió en los últimos tiempos a favor de las condiciones ambientales y de trabajo.

Los retos

Osmani Atensio Legrá, subdirector técnico-productivo de la entidad, afirmó que la industria requiere aumentar la capacidad de almacenaje, crear nuevas líneas de empacar, y a la vez garantizar la disponibilidad de envases plásticos.

Refirió que los colectivos trabajan doble turno y que la nueva planta de queso, montada en el interior de la fábrica garantiza un mejor flujo productivo.

«En estos momentos sustituimos las entregas de yogurt de soya por leche a niños de siete a 13 años con muy buena aceptación», confirmó.

La fábrica -dijo- prepara y reparte diariamente a la población que la recibe normada más de 43 mil bolsas y beneficia a personas que la adquieren por prescripción médica, además de abastecer centros hospitalarios.

Estas producciones directas evitan que el país tenga que importar leche en polvo para cumplir el encargo estatal, refirió.

Producciones lácteas en Las Tunas: los retos de un pico productivo
La capacidad de almacenaje de la industria láctea tunera es reducida. (Foto: Angeluis)

Agregó que además incrementaron las entregas de yogurt natural, queso, y helado para la venta en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD), y otros destinos.

Ante la pregunta de la razón por la que se rompen tantas bolsas de leche respondió que el sellado del bolso no es óptimo, «la tecnología que tenemos no es totalmente obsoleta, pero las piezas de repuesto no aparecen, el nailon no es el idóneo y a veces usamos el que corresponde al yogurt de soya».

«Aumentaron los niveles de leche y también aumentan las roturas, y está también lo subjetivo, la preocupación de las brigadas para que sean cada vez menos las que se rompan», afirmó.

La industria tunera no produce mantequilla y otros derivados, por lo que este año de “pico” productivo envía leche a la provincia de Holguín, según explicaron los directivos.

Otra dificultad es la falta de una descremadora, esencial para la planta que vive hoy una reducción de su capacidad fabril.

Bárbara Guerra Góngora, especialista en calidad, dijo que a pesar de ese obstáculo la entidad logra entregar una leche bien conservada y con los parámetros establecidos para el consumo.

Por su parte Pedro Manuel Díaz, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Alimentaria y la Pesca, reconoció recientemente que la industria láctea en Las Tunas tiene un crecimiento superior a dos años atrás.

El futuro

Para el 2017 la entidad prevé poner a disposición de las TRD tres variedades de quesos, optimizar los procesos del plantel fabril, y unirse a los líderes en el país para la sustitución de importaciones.

Según explicó Arael Martínez Teruel está prevista una planta de queso en el sureño municipio de Jobabo, a la vez que esperan a largo plazo producir mantequilla, queso crema y otros derivados.

La entidad es capaz de gestionar mejor el presupuesto asignado y espera certificar su contabilidad.

El colectivo espera que se mantenga para el 2017 la “primavera de la leche”, como le nombran, y tener asegurada la materia prima fundamental: leche fresca.

Artículos relacionados

Reconocen labor de unidades avícolas de Las Tunas

Adialim López Morales

Acoge Hotel Cadillac condición de colectivo líder de la calidad

Adalys Ray Haynes

Proteger la capa de ozono un imperativo en Las Tunas

Esnilda Romero Maña

Enviar Comentario


cinco + 5 =