Portada » Camilo, entre flores y recuerdos

Camilo, entre flores y recuerdos

Camilo, entre flores y recuerdos Las Tunas.- Yo, como otros de mi edad, crecí oyendo hablar de Camilo. La mayor parte de las referencias las aprendí de mis mayores, en el barrio, en la escuela, en la familia.

Y es que, ¿qué cubano podría olvidar ese carácter jovial, divertido y sagaz de nuestro hombre del sombrero alón? Su simpatía y su gran sonrisa lo convirtieron en un guerrillero de estirpe popular porque lleva en sí la idiosincrasia de la mayor de las Antillas.

Hoy todos los hijos de esta Patria lamentamos su pérdida aquel 28 de octubre de 1959, a los 27 años, cuando regresaba en un avión bimotor Cessna de una misión encomendada por el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en la región centro-oriental de la isla, para detener al comandante Hubert Matos, acusado de traición.

Al confirmar su pérdida definitiva después de dos semanas de incesante búsqueda, el eterno líder de la Revolución cubana dijo:

«En el pueblo hay muchos Camilos». «Y Camilo seguirá viviendo en otros hombres como él, seguirá viviendo en los hombres que se inspiren en él. Porque lo único que nosotros podemos pedirle a nuestro pueblo es que, cada vez que la patria se encuentre en una situación difícil, en un momento de peligro, se acuerde de Camilo y cada vez que nuestros compatriotas vean que el camino es largo y difícil se acuerden de Camilo, de lo que hizo, de cómo nunca perdió la fe en los instantes más difíciles y cómo supo hacer grandes proezas».

Es por eso que cada año, cubanos de todas las generaciones se unen a la peregrinación hasta ríos y costas, para honrar con flores al desaparecido Comandante del Ejército Rebelde, al hombre que surgió del pueblo y vivió para el pueblo, al «Señor de la Vanguardia».

Camilo era Camilo, como decía el Che, quien también manifestó que «fue el compañero de cien batallas, el hombre de confianza de Fidel en los momentos difíciles de la guerra y el luchador abnegado que hizo siempre del sacrificio un instrumento para templar su carácter y forjar el de la tropa…».

Hoy, junto al recuerdo de la desaparición física de Camilo, también cierra la jornada que cada año los miembros de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) en Cuba dedican al homenaje a Ernesto Guevara y a Camilo Cienfuegos.

Los dos guerrilleros y compañeros inseparables se adueñan de este décimo mes, en el que las nuevas generaciones evocan su vida y obra como paradigma de presentes y futuras batallas.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

Artículos relacionados

Señora de 98 años recorre su país y el mundo con vitalidad: la Radio Cubana

redigital

Fidel, en la guía del triunfo

Raudel Rodríguez Aguilar

Leonardo Mastrapa: su optimismo para apreciar la vida siempre fue un ejemplo para todos

Yanely González Céspedes

Escribir Comentario