Las Tunas, Cuba. Lunes 25 de Septiembre de 2017
Home > Opinión > Bloqueo contra Cuba, rechazo universal y abstención de Estados Unidos

Bloqueo contra Cuba, rechazo universal y abstención de Estados Unidos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Waldo Mendiluza
Prensa Latina

Naciones Unidas.- La Asamblea General de la ONU demandó por  vigesimoquinta ocasión consecutiva desde 1992 el fin del bloqueo contra Cuba, mediante una resolución apoyada por 191 países y ante la cual Estados Unidos se abstuvo por primera vez.

En una sesión plenaria la víspera, el principal órgano deliberativo de Naciones Unidas, el único que acoge en igualdad de condiciones a los 193 Estados miembros de la organización, reclamó una vez más el levantamiento del cerco económico, comercial y financiero vigente durante más de medio siglo.

La iniciativa adoptada aquí apela al apego a los principios y propósitos de la Carta de la ONU, documento fundacional que defiende la solución pacífica de controversias, la amistad y la cooperación entre los países, la no injerencia en los asuntos internos y el respeto a la soberanía.

Intervenciones desde los cinco continentes recordaron a Washington que con su bloqueo unilateral y extraterritorial, ignora esos criterios que llevaron al nacimiento de las Naciones Unidas tras la sangrienta Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Antes de la votación, Tailandia a nombre del Grupo de los 77 más China, que reúne a 134 de las 193 naciones independientes del planeta, y Venezuela, en representación del Movimiento de Países No Alineados, que acoge a 120, rechazaron el cerco por quebrantar el Derecho Internacional y por su impacto en la población.

Además de la abrumadora mayoría de gobiernos que nuevamente instaron a Estados Unidos a levantar las sanciones, destacó en la sesión de la Asamblea General la inédita abstención de la Casa Blanca, anunciada por su representante permanente Samantha Power e imitada por Israel.

Power admitió la condena universal al bloqueo y su fracaso en el intento de derrotar a la Revolución Cubana, y expresó expectativas de que el cambio de postura ayude al mejoramiento de las relaciones bilaterales.

Aunque para los grandes medios de prensa, sobre todo de occidente, la noticia fue que Estados Unidos se abstuvo, la realidad no puede ocultarse, el mundo volvió a pronunciarse con claridad contra el cerco mantenido por 10 presidentes norteamericanos, sin dejar de reconocer y celebrar el acercamiento entre Washington y La Habana.

A propósito del cambio de posición estadounidense, el canciller de la isla, Bruno Rodríguez, señaló en la Asamblea que el Presidente de Estados Unidos posee amplias prerrogativas ejecutivas que no ha empleado, como aún podría, para reducir sustancialmente el impacto humanitario y económico del bloqueo.

«¿Significa este cambio de voto que las utilizará con determinación?», preguntó.

Rodríguez llamó al mundo a juzgar, no por las palabras, sino por los hechos, y estos demuestran la vigencia de las sanciones, el recrudecimiento de la persecución financiera y el obstáculo al desarrollo de la isla, justo cuando la comunidad internacional impulsa la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.

BLOQUEO SIGUE, OBAMA PUDIERA HACER MÁS

El canciller de la mayor de las Antillas denunció la continuidad de las sanciones económicas, comerciales y financieras, pese a los progresos en las relaciones bilaterales.

«Sin dudas, se han registrado avances en el diálogo y la cooperación en temas de interés común y se firmaron una docena de acuerdos que reportan beneficios recíprocos (…) Sin embargo, el bloqueo persiste, provoca daños al pueblo cubano y obstaculiza el desarrollo económico del país», subrayó.

Asimismo, precisó que por su marcado carácter extraterritorial, también afecta directamente a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas.

De acuerdo con Rodríguez, resultan incalculables los daños humanos producidos por el cerco, el cual impacta a cada familia y sector del país caribeño, incluyendo áreas sensibles como la salud humana, la educación y la alimentación.

Respecto a las acciones ejecutivas dictadas por el presidente Barack Obama para modificarlo, las reconoció, e insistió en que constituyen pasos positivos, pero de muy limitado efecto y alcance.

La mayoría de las regulaciones ejecutivas y las leyes que establecen el bloqueo permanecen vigentes y son aplicadas con rigor hasta este minuto por las agencias del gobierno estadounidense, dijo el funcionario, quien reiteró las amplias facultades de Obama para neutralizar sus afectaciones y propiciar un mejor escenario para el acercamiento comercial.

CIERRE DE SOLIDARIDAD

La jornada de votación contra el bloqueo cerró al final de la tarde en Nueva York, con la presencia de un grupo de estadounidenses solidarios con Cuba frente a la sede de la ONU, a donde llevaron banderas de la isla y carteles de «Stop the US blockade of Cuba» (Detengan el bloqueo a Cuba) y «US hands off Cuba» (Manos fuera de Cuba).

«Estamos aquí representando a la comunidad norteamericana que defiende el fin de un castigo responsable de tanto dolor, y también para unirnos al mundo, porque 191 países apoyaron la resolución de la Asamblea General, con dos abstenciones, algo histórico», declaró a Prensa Latina el activista Benjamin Ramos.

Según uno de los coordinadores del Proyecto de Solidaridad con Cuba en Nueva York, no puede ignorarse el rechazo universal a las sanciones económicas, comerciales y financieras vigentes por más de medio siglo.

Otra de las activistas estadounidenses presentes en la manifestación frente a la ONU, Kathe Carlson, aseguró que en el país norteño hay muchas personas contrarias a la política hostil de la Casa Blanca hacia la isla.

Hemos venido a apoyar la soberanía de Cuba sin la injerencia norteamericana, una lucha en la cual llevamos varios años, subrayó.

Para Carlson, los cambios en la política de Washington hacia el país caribeño, realizados por el presidente Barack Obama, y la abstención de de la víspera en la ONU, sirven de estímulo para seguir reclamando el fin de un bloqueo que calificó de injusto, ilegal e inmoral.

«Este voto de abstención no es lo que queremos, pero es un logro y una manera de continuar esta lucha», expuso.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Un comentario

  1. Día memorable el de ayer para nuestro país, la decisión del gobierno norteamericano de abstenerse en la votación y reconocer el fracaso de su política hacía nuestro país es el resultado de nuestra resistencia y valentía mostrada por nuestro pueblo por más de 50 años. Con nuevos bríos seguiremos luchando hasta la eliminación total del injusto bloqueo. Positiva la decisión de EUA, ahora le toca al congreso demostrar que tal decisión es honesta y no corresponde a otra de sus jugadas sucias contra nuestro proceso revolucionario.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cinco × = 10