Las Tunas, Cuba. Viernes 24 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Aferrada a un sueño, la cultura

Aferrada a un sueño, la cultura

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Aferrada a un sueño, la cultura (Tiempo21/Foto Angeluis)

Iraida Williams una tunera que lleva la cultura cubana en la piel. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Las Tunas.- Su inicio con la trova está marcado en su etapa juvenil, como integrante del Movimiento de Artistas Aficionados de la Federación Estudiantil Universitaria, en la Universidad de Ciencias Médicas.

«Incursioné por vez primera en la música con el grupo tunero Atabey, en 1993, tocaba guitarra y las maracas. Esa  oportunidad resultó muy buena experiencia que luego me permitió pertenecer al grupo artístico músico danzario Cohibá», destaca Iraida Williams una tunera que lleva la cultura cubana en la piel.

«Por esa época llevaba a la vez la parte profesional con la Medicina hasta que en el 2002 me separé y seguí solo la música como carrera. Inicialmente incursioné como solista y estuve en varias agrupaciones. Experimenté varios géneros, buscando siempre mucho más de lo que podía hacer de forma empírica.

«A pesar de  no tener estudios propios en la música me propuse continuar en el camino del arte y comencé en el centro de superación como Instructora de Arte y luego hice nivel medio de canto. De ahí empecé adentrarme en la trova pues encontré muy interesante cantar acompaña por la guitarra», comenta esta fémina tunera que se identifica hoy entre los cultores tuneros que integra el catálogo de los artistas de la Empresa Provincial de la Música en Las Tunas.

La trova un género que atrapa

Aunque es muy difícil escribir la canción siempre pone sus mejores empeños en escribir la letra de la canción: «es eslabón fundamental para el trovador, es un cantautor, un cronista natural de la vida, debe tener sus propias historias que cantar y cosas que expresar y mostrar», argumenta al referirse a este género musical reflejo de la sociedad y expresión que encumbra la poesía en el legado musical de esta isla.

«A mí en especial me cuesta a otros cantautores no», reconoce esta trovadora conocida por sus interpretaciones muy populares que visualiza lo cotidiano con un sello particular, los aires de la música tradicional.

«La canción sale a la hora de expresar la melodía por eso llevo conmigo lo tradicional pero lo que me agrada mucho es interpretar, me gusta recordar las canciones que no deben quedar en el pasado o el olvido, tengo más facilidades en el canto y me aprovecho de eso, a la gente le gusta y no dejo de interpretar temas que nos identifican como ciudad, como país, como cultura».

Pero la música no es solo el camino recorrido por Iraida Williams la actuación es otro de los perfiles profesionales que domina: «a la actuación me aproximé por un proyecto de narración oral y trova, en las Artes Escénicas.

«Estas manifestaciones me sirven mucho en mi labor como docente, pues permite tener muchas herramientas en el escenario, luego compartí experiencias con Verónica Hinojosa, y después formé parte del colectivo artístico Colibrí, que hace teatro para niños y adultos, en este último proyecto como músico acompañante, y ahora incursiono en otras cosas relacionadas con la actuación».

Hoy sus experiencias las comparte cada día en su labor como docente en la Casa de Cultura Tomasa Varona, un espacio muy particular de trabajo que le permite combinar deseos y sueños, además de introducir a las más nuevas generaciones en la cultura cubana.

«Llevo 14 años en la casa trabajando con niños, jóvenes y adultos, aunque nunca pensé ser profesora pero no es lo mismo enseñar la música, se gratifica mucho uno cuando ve y palpa los resultados y más con los niños en la interpretación o la ejecución de un instrumento, eso me place mucho.

«Llevo muchos años, al final esa es mi vida, ser cantante o  para siempre instructora de arte, me nutro cada día de esta escuela».

Esta tunera comparte sus conocimientos con los jóvenes creadores, como miembro de honor de la Asociación Hermano Saíz (AHS):« una organización que es muy activa, tiene eventos importantes para que la nueva vanguardia cultural cubana intercambie con grandes creadores de la música.

«Me siento muy ligada a la AHS, soy parte indisoluble de ella y compartir con sus integrantes me mantiene activa, me hace sentir muy viva. La Asociación es una experiencia que todo creador joven debería tener».

Todo artista construye su carrera y esta cantautora ahora comparte su experiencia desde la Unión de Escritores y Artista de Cuba «ahora apunto un poco más a la promoción de mi obra, grabé recientemente con un productor santiaguero y voy a dar a conocer uno de los temas recientes a mi urbe Ciudad perfecta, yo siempre estoy en movimiento me gusta estar siempre creando, estar en algo nuevo», concluye en su diálogo esta artista a quien la trova no solo la enamora, ella vive aferrada a un sueño, la cultura.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ tres = 5