Las Tunas, Cuba. Martes 19 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Mendive: el eminente profesor y mentor espiritual de José Martí

Mendive: el eminente profesor y mentor espiritual de José Martí

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

mendive-martiAunque su condición de literato de vasta cultura y, especialmente, de poeta cuya obra muestra una gran perfección formal y sentido de la musicalidad, le hubiera bastado para ser merecedor de figurar en la historia de las letras cubanas, Rafael María de Mendive es más recordado como el eminente profesor y digno patriota que fue y, sobre todo, por haber sido el hombre que más influyó en la educación y los principios del Héroe Nacional de Cuba, José Martí.

El amor a la libertad, el decoro, la dignidad, la justicia y la preocupación por los humildes, fueron conceptos y virtudes que caracterizaron a Mendive y que supo trasladar a Martí, su más aventajado e ilustre discípulo, quien luego los desarrolló en su prédica patriótica.

Datos biográficos del ilustre educador que publica la enciclopedia digital cubana indican que nació en La Habana el 24 de octubre de 1821, hace hoy 195 años, hijo del comerciante vizcaíno Mariano Mendive y la habanera Dolores Daumy.

Sus padres murieron cuando era aún un niño, por lo que debió hacerse cargo de su educación el hermano mayor, quien se encargó de ofrecerle vasta instrucción, especialmente en Literatura Española, Inglés y Francés, enseñanzas que fueron correspondidas con el impresionante adelanto de Rafael María.

En 1834, con 13 años de edad, Mendive ingresa en el Seminario San Carlos, donde estudió Derecho, Filosofía y Latinidad con los más renombrados profesores de la época. Sus excelentes resultados académicos, más el apoyo económico de su familia, le permitieron llegar, en 1838, a la Real y Pontificia Universidad de La Habana, donde culminó la carrera de Derecho en 1844.

Es precisamente entonces cuando, con 23 años de edad y una sólida formación académica, así como una febril inclinación hacia la poesía y lo bello en general, decide hacer un largo viaje al extranjero, que se realiza gracias al apoyo económico de su tía Mercedes, quien lo aprecia como a un hijo

Su prolongada estancia en el exterior, que se extendió hasta 1852, le resultó altamente productiva, pues le posibilitó vincularse con figuras de gran renombre político y literario, tales como Félix Varela, José Antonio Saco y Domingo del Monte, entre otras personalidades que, por diversas razones, contrarias a la política colonial imperante en Cuba, habían tenido que abandonar la patria.

Ese período de ocho años fue decisivo en su formación intelectual. Regresó a Cuba en 1852 y en 1856 ingresó en la Sociedad Económica de Amigos del País, cuando contaba con 35 años de edad y estaba en plena madurez intelectual, con una amplia producción literaria, fundamentalmente poética, pues ya en 1851 sus versos habían sido incluidos en la antología “Poetas españoles y americanos del siglo XIX”.

En esos tiempos colabora con diferentes publicaciones, entre las que se encuentran «Guirnalda Cubana», «Revista Habanera», «Álbum de lo Bueno y lo Bello», «Correo de la Tarde» y «Diario de La Habana».

Su casa era centro de reuniones literarias y fervor patriótico. En 1864 ocupa la dirección de la Escuela Superior Municipal de Varones, y más tarde funda el colegio San Pablo, instalado en su propia casa, en Prado 88, la cual constituyó, para todos sus discípulos, un seminario cívico donde encuentran calor de hogar.

El 22 de enero de 1869, cuando se desarrollaba ya la Guerra de los Diez Años, ocurrieron las manifestaciones revolucionarias del Teatro Villanueva, donde se escucharon vivas a Cuba y a Carlos Manuel de Céspedes durante la representación de la obra «El perro huevero».

Rafael María de Mendive fue detenido y remitido a prisión en el Castillo del Príncipe, donde estuvo cinco meses, acusado de que su casa era centro de reuniones patrióticas. Su Colegio San Pablo, fundado en 1867, fue clausurado, y el poeta resultó sentenciado a cuatro años de confinamiento en España, desde donde logró pasar rápidamente a Nueva York, ciudad en la cual residió desde 1869 hasta 1878.

Allí colaboró en varias publicaciones de lengua española y continuó alentando la causa separatista, por la que murió su hijo Luis.

Mendive regresó a Cuba al firmarse el Pacto del Zanjón, y dirigió el periódico liberal «Diario de Matanzas» desde diciembre de 1878 hasta marzo de 1879. Continuó escribiendo para importantes publicaciones internacionales, y en 1883 apareció la tercera edición de sus Poesías.

Estuvo al frente del colegio San Luis Gonzaga, de Cárdenas, y allí enfermó en 1886, por lo que fue trasladado a La Habana, donde murió el día 24 de noviembre de ese año.

El cariño entrañable y el profundo respeto que sentía el Héroe Nacional de Cuba por su eminente profesor y mentor, se reflejaron de manera magistral cuando escribió en 1891, en el periódico El Porvenir, de Nueva York, una semblanza sobre Mendive que, entre otras cosas, decía lo siguiente:

«Y ¿cómo quiere que en algunas líneas diga todo lo bueno y nuevo que pudiera yo decir de aquel enamorado de la belleza, que la quería en las letras como en las cosas de la vida, y no escribió jamás sino sobre verdades de su corazón o sobre penas de la Patria? (…)».

«Prefiero recordarlo a solas, en los largos paseos del colgadizo, cuando, callada la casa, de la luz de la noche y el ruido de las hojas fabricaba su verso; o cuando, hablando de los que cayeron en el cadalso cubano, se alzaba airado del sillón, y le temblaba la barba».

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Hernán Bosch

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Trabajó como reportero en el diario 26, donde fue además, jefe de Redacción y Jefe de Información. Fue reportero de la corresponsalía de la Agencia Cubana de Noticias en la provincia de Las Tunas, con una labor destacada en el tratamiento a los temas de la agricultura y la salud, entre otros. Está jubilado y es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @hrbosch

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


uno × = 1