Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Cuba > Consideran injerencistas enunciados de directiva de Obama hacia Cuba

Consideran injerencistas enunciados de directiva de Obama hacia Cuba

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La Habana.-La nueva directiva presidencial de Estados Unidos hacia Cuba contiene aspectos injerencistas o con vestigios de la política del pasado entre ambos países, aseguró hoy el diario Granma.

Al publicar este jueves el texto divulgado por la Casa Blanca el viernes pasado, el rotativo resalta en letras negras aquellos enunciados que considera lesivos a la soberanía de la nación caribeña.

El organo oficial del Partido Comunista de Cuba cuestiona, por ejemplo, que la nueva política esbozada por el mandatario Barack Obama tenga como objetivo ayudar al pueblo cubano a lograr un futuro mejor.

En ese sentido, el texto de la Casa Blanca apunta que «los cambios endógenos que están su­cediendo en Cuba ofrecen oportunidades para hacer avanzar los intereses de Estados Unidos y distanciarse del embargo, que es una carga obsoleta para el pueblo cubano y ha sido un impedimento a los intereses estadounidenses».

La política de Es­tados Unidos está diseñada para crear opor­tunidades económicas para el pueblo cubano; promover el respeto a los derechos humanos, agrega la directiva de Obama.

Para Granma también resulta injerecista que Washington condicione el proceso de normalización de las relaciones entre ambos países al aumento de los lazos pueblo a pueblo y al respeto a los derechos humanos y los valores de­mocráticos en la región.

«El aumento de los viajes y la interconexión económica apoyan la me­jora de los medios de subsistencia para el pueblo cubano, la interacción económica más profunda entre nuestros dos países, así como el desarrollo de un sector privado que ofrezca mayores oportunidades económicas para el pueblo cubano,» apunta al respecto la normativa norteamericana.

Asimismo, que «el aumento del acceso a internet está impulsando la conectividad de los cubanos con el mundo y expandiendo las capacidades del pueblo cubano, especialmente de los jóvenes, para in­tercambiar información e ideas. Esta­dos Unidos está listo para apoyar políticas del gobierno cubano que promuevan la igualdad social y la actividad económica independiente».

Aunque Washington niega estar tratando de imponer un cambio de régimen en Cuba, la normativa adelanta que el gobierno estadounidense continuará ma­nifestándose en favor de los derechos humanos, incluidos los derechos a la li­bertad de expresión, religión, asociación y reunión pacífica como lo hacemos en todo el mundo.

«Nuestra política está diseñada pa­ra apoyar la capacidad de los cubanos de ejercer sus derechos humanos universales y libertades fundamentales, con la expectativa de que un mayor comercio ofrecerá, a un segmento más amplio de la población cubana, la información y los recursos necesarios para lograr un futuro próspero y sostenible», señala uno de los párrafos resaltados por Granma.

El texto de la Casa Blanca también advierte que el gobierno cubano continuará oponiéndose a las políticas y operaciones estadounidenses de migración y a los programas de democracia, Radio y TV Martí, la presencia de Estados Unidos en la Base Naval de Guantánamo y el bloqueo económico, financiero y comercial vigente desde hace más de cinco décadas.

Al mismo tiempo reitera que el gobierno norteamericano no tiene intención de modificar el tratado de arrendamiento vigente y otras disposiciones relacionadas con la Base Naval de Guantánamo, pese a los reclamos de Cuba sobre ese territorio ubicado en el extremo oriental de la isla.

Fuertes lazos di­plo­máticos permitirán intercambios cons­tructivos en las diferencias bilaterales, incluyendo nuestros programas de democracia y de radiodifusión, al tiempo que protegeremos nuestros intereses y activos, tales como la Base Naval de Guantánamo, precisa.

Para Granma también resulta injerencista el anuncio de que Estados Unidos uti­lizará el intercambio para instar a Cuba a realizar progresos tangibles en ma­teria de derechos humanos y libertad religiosa.

Estados Unidos continuará apoyando los vínculos persona a persona a través de intercambios patrocinados por el gobierno o el sector privado, incluyendo aquellos relacionados con la educación, la cultura, los negocios, las ciencias, el medioambiente, la tecnología y los de­portes, agrega la directiva.

Obama también adelanta que exhor­tará al go­bier­no cubano a respetar los derechos humanos, y apoyará a la so­ciedad civil emergente y de amplia ba­se en Cuba, al tiempo que alentará «a los asociados y a los actores no gubernamentales a su­mar­se a nosotros en abogar a favor de las reformas».

Seguiremos intentando intercambiar con la sociedad civil a través de la embajada de Estados Unidos en La Ha­bana y durante las visitas oficiales del go­bierno de Estados Unidos a Cuba, anuncia otro de los enunciados que Granma considera injerencista o con vestigios de la política del pasado. (Prensa Latina)

/DCG/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ uno = 7