Las Tunas, Cuba. Martes 26 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Planas también merece ser recordado con amor

Planas también merece ser recordado con amor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Planas también merece ser recordado con amor (Foto de la autora)

Alejandro Lalemus Planas. (Foto de la autora)
Entrevista a Alejandro

Las Tunas.- En esta ciudad muchas personas conocen a Alejandro Lalemus Planas, un hombre fortachón de cuerpo y de espíritu y que ahora vive una etapa diferente de su vida, pues se acogió al beneficio de la jubilación, luego de casi medio siglo dedicado al sector agropecuario, especialmente a la ganadería.

Han pasado algunos años; pero, todavía le palpita el corazón cuando cierra los ojos y recuerda su trayectoria, la que intenta minimizar por una modestia extraordinaria que lo inunda.

«Solo cumplí con mi trabajo. Fui fundador del Instituto Nacional de Reforma Agraria, (INRA). Ahí comencé mi trabajo y estuve en el sector 49 años de manera ininterrumpida. Mi última actividad fue en la Cuenca Lechera, exactamente en la Unidad Básica de Producción Cooperativa de La Veguita».

Insiste en que es maravilloso lo que se hace ahora. Pero, sin gran esfuerzo, busca en su memoria algunos hechos que ilustran unas cinco décadas en el sistema de la agricultura.

«No fui yo solo, éramos muchos jóvenes entregando todo nuestro esfuerzo y fajándonos por la Revolución Cubana. Trajimos los mejores ejemplares de reses de Canadá para Cuba, nos tocó educar a una nueva generación de técnicos en las escuelas tecnológicas para que hoy hubiera muchos profesionales…».

Interrumpe sus palabras y, de repente, las retoma, con una enorme emoción.

«Soy de los que nunca quisimos abandonar el Oriente Rebelde, de los que vinimos a fundar la hermosa provincia de Las Tunas, de los que estuvimos en la zafra del 70, de los que dedicamos los mejores años a la reproducción vacuna. La verdad es que aquella etapa fue muy hermosa».

Es un hombre actualizado sobre los programas que se desarrollan en el territorio y, por tanto, se imponen las comparaciones.

«Si aquellos años eran hermosos, estos son más bellos y seguros. Da mucha esperanza porque nosotros comenzamos siendo niños y hoy tenemos jóvenes con la edad que una vez tuvimos. Son profesionales y conocen la tarea que les toca socialmente. Están preparados para continuar el desarrollo de esta agricultura que tienen que mantener la alimentación del país y con ellos el sector debe crecer. He observado cómo se desarrollan la ganadería y los cultivos varios. Buscan clones y especies para producir más. Se crean polos vianderos… Pienso que hay futuro».

Ahora Planas, como se le conoce, es campesino y se dedica a hacer parir la tierra. Tiene algunos animales y muchos frutales. Y cuando le pregunto si está satisfecho, su respuesta no se hace esperar.

«Si vuelvo a nacer mañana vuelvo a hacer lo mismo que hice hasta el día que me jubilé. No creo que merezca esos elogios. Simplemente intenté cumplir y trabajar en una etapa. Hay más personas mejor preparadas y con mejor dedicación que todo lo que yo pude haber hecho. Esos sí merecen ser recordados con amor».

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yenima Díaz Velázquez

Periodista. Máster en Ciencias de la Comunicación. Fue jefa de Redacción y subdirectora del Sistema de Radio en la provincia de Las Tunas. Como reportera se destaca por su sensibilidad para las historias de vida a través de entrevistas. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ama por sobre todas las cosas a sus hijos Johana y Oscarito, le facsina el color verde y es amante de la naturaleza, la música. Para ella el amor abre cualquier puerta y la amistad es un puente para sustentar la vida. yenimadv@enet.cu Blog: http://www.soydelastunas.blogspot.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho − 6 =