Las Tunas, Cuba. Sábado 25 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Memorial para combatientes invencibles

Memorial para combatientes invencibles

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El 17 de octubre de 1997, quedó inaugurado el Memorial donde actualmente se guardan los restos del Guerrillero Heroico, Ernesto Guevara de La Serna, y su Destacamento de Refuerzo, asesinados en Bolivia.

Este sin dudas fue un momento emotivo que cerró un largo período de intensos esfuerzos por encontrar y trasladar a Cuba los restos del Che.

El hallazgo tardó cerca de 30 años, tiempo durante el cual se acumularon incontables testimonios de sus compañeros de lucha, militares y campesinos bolivianos, que contribuyeron a esclarecer los sucesos.

Se hablaba de que el cadáver fue incinerado y las cenizas lanzadas desde un avión sobre la selva, que el ocho de octubre de 1967 fue herido en combate, apresado en la Quebrada del Yuro y llevado luego a una escuela en La Higuera. Cuentan que al capturarlo le aseguraron que sería juzgado en una corte marcial… La historia confirma que dieron órdenes de fusilarlo lo más rápido posible y así lo hicieron al día siguiente.

Se sabe que antes de morir trataron de cercenarle la cabeza, que le dieron golpes vivo y después de muerto, que le arrancaron un pedazo de su barba, que sus ojos estaban entreabiertos y le cortaron las manos para que confirmaran su identidad comparando sus huellas. Finalmente lo ultimaron y lo enterraron en una zanja junto a otros guerrilleros.

Lo que se guardó con celo siempre fue el lugar exacto donde le dieron sepultura. Este permaneció oculto hasta el 21 de noviembre de 1995, cuando  el general retirado Mario Vargas Salinas declaró a medios de prensa que el Che había sido enterrado bajo la pista de aterrizaje del antiguo aeropuerto del poblado boliviano de Vallegrande.

En medio del revuelo internacional causado por la noticia se autorizó iniciar la búsqueda. Durante las pesquisas se cotejaron y estudiaron numerosos testimonios y versiones existentes sobre la lucha guerrillera. La que sería la última etapa de búsqueda comenzó el 21 de mayo por medio de un grupo de expertos cubanos.

El descubrimiento de una de las fosas realizado el 28 de junio, marcó el punto culminante de las investigaciones. En los días siguientes, fueron encontrados sucesivamente siete cuerpos.

La atención se concentró en la osamenta número dos. Eran los restos más completos. Todavía se conservaba parte de una chaqueta verde olivo. En la pelvis quedaban pedazos de un cinturón de cuero, le faltaban las manos y se hacía notable la prominencia de la frente. La ausencia de un molar superior izquierdo también correspondía con las características del Che.

Los restos de los guerrilleros fueron trasladados de inmediato para efectuar los exámenes finales mediante equipos computarizados. Entonces se confirmó la noticia tan esperada: pertenecían al Comandante Ernesto «Che» Guevara y a los internacionalistas cubanos René Martínez Tamayo (Arturo), Alberto Fernández Montes de Oca (Pacho) y Orlando Pantoja Tamayo (Antonio), los guerrilleros bolivianos Simeón Cuba (Willy) y Aniceto Reynaga (Aniceto), y el combatiente peruano Juan Pablo Chang (El Chino).

El 12 de julio de 1997, en horas de la noche, llegaron a Cuba los osarios del Che y otros seis compañeros. En nombre de los familiares, Aleida Guevara March dijo en su recibimiento: «Hoy llegan a nosotros sus restos, pero no llegan vencidos; vienen convertidos en héroes, eternamente jóvenes, valientes, fuertes, audaces (…) siempre estarán vivos junto a sus hijos, en el pueblo.»

Miles de personas desfilaron  por el Memorial José Martí, de La Habana desde el 11 de octubre hasta el amanecer del martes 14, cuando el cortejo fúnebre partió hacia Santa Clara, ciudad donde libró el Che la batalla decisiva por la libertad de Cuba, en 1958.

En la plaza Ernesto Guevara, debajo de la estatua en bronce del Che, se construyó el mausoleo semejante a una cueva guerrillera donde, frente a los nichos, arde una llama eterna que, al decir de Fidel, acompaña al «destacamento de combatientes invencibles que llegan a luchar junto a nosotros y a escribir nuevas páginas de historia y de gloria».

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Ada Cristina Higuera Tur

Periodista. Graduada de Filología en la Universidad de Oriente. Directora del noticiero provincial Impacto, el estelar de la radio en la provincia de Las Tunas. Fue Jefa de Redacción y reportera durante varios años. Guionista de programas dramatizados, sobre todo infantiles. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. Ha sido galardonada en varios certámenes de Periodismo en el país. @HigueraTur

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cinco + 1 =