Las Tunas, Cuba. Viernes 24 de Noviembre de 2017
Home > Las Tunas > Voluntad colectiva en producción de conservas en Las Tunas

Voluntad colectiva en producción de conservas en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Voluntad colectiva en producción de conservas en Las Tunas. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Voluntad colectiva en producción de conservas en Las Tunas. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Las Tunas.- La fábrica de conservas Liberación ubicada en esta ciudad, capital de la provincia de Las Tunas, es una industria de producciones locales que sobrevive a los avatares de muchos años signados por la vieja tecnología y limitaciones de materias primas.

Ahora coexisten con mayor armonía el espíritu de resistencia, búsqueda de inventivas y mejor suministro de frutas y vegetales, a partir de transformaciones en la agricultura y la contratación con la Empresa de Acopio en todos los municipios, lo cual posibilita el suministro de unas 445 toneladas de productos de enero a septiembre, superior a lo planificado para la etapa.

El administrador Manuel Diéguez López explicó que la industria labora con la línea de producción de procesamiento de fruta bomba y otra multipropósito para tomate, mango y guayaba, cuyos surtidos se expenden a granel y en latas de cinco galones, 3,2 kg y medio KG.

Manuel Diéguez López, administrador de la fábrica de conservas Liberación en Las Tunas. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Manuel Diéguez López, administrador de la fábrica de conservas Liberación en Las Tunas. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Los mismos se destinan fundamentalmente al consumo de la población, mediante la venta al Comercio Minorista, la Feria Agrocomercial, que se realiza semanalmente los domingos, y el punto fijo en la instalación, además de la labor reforzada en los aseguramientos por la reciente situación climatológica tanto para los suministros habituales como hacia los centros de evacuación.

Para ese fin se produjo también sirope, incluido dentro de otras producciones, junto a ocho mil litros de vino y dos 800 de coñac, en tanto el colectivo procesa también pepino encurtido; todo ello lidiando con las limitaciones técnicas y reducciones del combustible fuel oil usado en las calderas de vapor.

Ramón Horacio Uriarte Hechavarría. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Ramón Horacio Uriarte Hechavarría. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Manos laboriosas

El mecánico Ramón Horacio Uriarte Hechavarría acumula 35 años de trayectoria laboral; «soy el que mantengo las líneas de producción tan activas – afirma- hay una tapadora de lata de 1912, americana, y las líneas son recuperadas, de 34 y 35 años de trabajo, de explotación en otros lugares antes de venir para aquí»

«A veces le pedimos ayuda a Granma, son mecánicos especializados en tapadoras, ellos vienen, nos arreglan esta y después la continúo yo. Cuando hay roturas empezamos rápido a inventar cualquier cosa para volver a poner en marcha la línea de nuevo».

Delia Valdés Vega. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Delia Valdés Vega. (Tiempo21/Foto Angeluis)

La representación femenina tiene entre sus integrantes a la fundadora Delia Valdés Vega, quien es operadora de pizarra; «soy la que lleva todo el proceso productivo de la fábrica hasta donde está la pulpa, que los compañeros de los tachos son los que la suben, pero la máxima responsable soy yo».

«Yo ahorro – acota- porque el problema es que todo no marcha al mismo tiempo, y eso me da la cobertura de ahorrar energía que nos hace falta a nosotros; voy parando los lugares porque eso lleva agua para que no se bote pulpa porque está muy espesa. Todos los compañeros nos capacitamos en el proceso de la fábrica».

El maestro dulcero Francisco Barceló Villafruela también es fundador, y habla de «mucho trabajo y mucho sacrificio; ahora estamos conectados con la zafra de la guayaba, que nos esperan meses difíciles porque ya el pico de cosecha merma, y después lo que aparezca, el poquito de fruta bomba.

Francisco Barceló Villafruela. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Francisco Barceló Villafruela. (Tiempo21/Foto Angeluis)

«Luego le damos mantenimiento a la fábrica, para la cosecha de tomate ponerla en marcha, y debe empezar después del 20 de enero. Hemos mejorado en el sentido de que tenemos envases porque casi todas las producciones eran a granel, y después que los directivos han hecho convenio con la Unión en La Habana se ha visto el resultado de las latas, los tanques y los nylon.

«Todo enlatado se vende, tiene más durabilidad, mejor presencia, le pones una etiqueta y es la cara de uno – destaca Barceló- la fábrica está por completo obsoleta, no se repara con nada nuevo, se rompió una pieza y se busca la solución para que siga en marcha; nosotros mismos, los mecánicos aquí innovando».

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Maira Castro Lora

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Oriunda de la provincia de Santiago de Cuba. Fue Jefa de Información y de Redacción. Es reportera de temas de la industria, la ciencia y la tecnología. Ahora se desarrolla como corresponsal de Radio Reloj en la provincia de Las Tunas y se mantiene colaborando para Tiempo21 y Radio Victoria. Es una profesional competente, que demuestra calidad en su labor diaria. @micelele

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


7 + = diez