Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Cultura > Mohamed Roselló, un artista nómada

Mohamed Roselló, un artista nómada

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

El tempo de Mohamed Roselló es el de un filósofo, un artista con la ambición constante de no encasillarse, de evitar repetirse en proyectos soñados, o quizás acariciados ya en la perpetua búsqueda de la unidad de cada arte en sí mismo y con el resto.

Sueños simples le llevaron al camino de la plástica para hoy desandar los que la unen al teatro y la multiplican para un espectador ansioso de novedad.

Desde la impresión y la experimentación constante que le ofrecen, Mohamed convoca a otros creadores, contemporáneos, más jóvenes o experimentados, que le siguen en el interés por el performance, el body art y el environment.

¿Cuándo nace el interés por las artes plásticas?

«El interés viene de cuando yo era muy chico, estaba fanatizado y me gustaba dibujar desde que estaba en la primaria, y ahí estaba la inquietud por las artes plásticas. Después en la secundaria tenía varios amigos con inquietud por el dibujo y en esa época lo empecé a desarrollar.

«Teniendo catorce años, en el Centro de Superación de las Artes, que se situaba donde está hoy el Fondo de Bienes Culturales, se impartían talleres y participé en uno de dibujo, algo básico en las artes plásticas, y de allí me preparé e hice las pruebas de ingreso para entrar en la Academia de Artes Plásticas y satisfactoriamente ingresé. En la academia cursé cuatro años de estudios y logré graduarme».

Cuáles son los caminos que comienzas a transitar cuando te gradúas de la Academia, principales inquietudes, intereses…

«Una persona egresada de la academia recibe un panorama bastante completo de las artes plásticas desde las asignaturas de grabado, de cerámica, escultura y pintura, es decir, una persona egresada de allí debe tener un conocimiento bastante general de todos los géneros de las artes plásticas. Siempre se va a desarrollar en uno, que va a ser el tema en el que se gradúe, yo me gradué en pintura.

«Terminada la academia ingresé en el servicio militar y allí fui el pintor de la unidad, así que ahí tampoco me pude desligar de las artes plásticas. Terminado el servicio militar me integro a la Asociación Hermanos Saiz (AHS), donde se crea el primer taller experimental de grabado. Estuve aproximadamente dos años ahí, junto con Rodney González y varios artistas más, Carlos Leyva, Ariel Góngora, José Miguel Costa.

«Pasado un tiempo en la AHS, comienzo como profesor en la escuela de Instructores de Arte; estuve un año y luego comiencé otra labor en la Academia de Artes Plásticas, también como profesor. Estuve durante nueve años a la vez que trabajé en el teatro Blanca Becerra, donde debuté como diseñador escenográfico. En mi haber tengo más de seis obras como diseñador».

El vínculo con el teatro fue en específico con el grupo Huellas, cómo era esa relación

«Mi relación primera era de amistad, de intereses laborales con Lázaro del Risco. De allí nació un proyecto bastante interdisciplinario que se llamó La peña de fulano de tal, donde se hacían performance y cosas instalativas, algo que tenía que ver más bien con el environment. De ese proyecto surgió felizmente Kaos Teatro, ya con un interés específico acerca de la búsqueda teatral en el caso del director Lázaro del Risco».

En ese período continuaste vinculado al trabajo de la AHS y haciendo otras cosas como artista

«En el proceso de trabajo yo siempre estuve vinculado al grabado, de hecho, cuando empecé a trabajar en la academia fue como profesor de grabado, que se tomó como una especialidad. En el período que trabajé yo se efectuaron las primeras graduaciones de grabadores en Las Tunas, cosa que desarrollé muy personalmente porque en la escuela te dan el ABC pero yo tuve la inquietud de irme desarrollando.

«También viajé a Venezuela por el trabajo como educador. Allá hacía talleres en una universidad experimental que había en ciertos lugares a los que íbamos semanalmente un grupo de artistas.

«Mi obra generalmente ha sido catapultada por el grabado aunque he experimentado otros géneros de las artes plásticas como es el performance, el environment».

¿Por qué el grabado?

«No sé, a veces hay cosas que no tienen una explicación, sencillamente estás en el momento indicado y participas de una energía colectiva y esa energía te posee, y así fue con el grabado.

«El grabado también me ha servido de mucho porque me ha ayudado a desentrañar cuestiones experimentales he llevado a la pintura y a otras zonas de las artes. Además te brinda ciertas posibilidades de trabajar con materiales diversos».

También has incursionado en la pintura

«En un momento de mi trabajo desarrollé una serie de pinturas que le puse como título Nómada. En qué se basa ese concepto, ese nomadismo de la obra, pues en la pluralidad de estilos, ningún estilo predominaba sobre otro, y eso conllevaba a un sentimiento de la libertad de la creación; es decir, nada que te sujete o te amarre a un discurso específico, siendo este nomadismo la estructura de ese discurso. Esencialmente mi obra se ha encaminado por ese derrotero».

Comentabas de la experiencia en Venezuela…

«En Venezuela hice un trabajo creativo en escuelas, comunidades, también desarrollé obras artísticas, murales en ciertas instituciones, y el trabajo colectivo con un grupo de artistas cubanos en una universidad donde desarrollamos técnicas como la serigrafía y la calcografía».

¿Como profesor de la manifestación cuál es la mayor satisfacción?

«Para mí es un orgullo que muchos alumnos míos hayan ingresado al ISA, yo realmente lo tomé a pecho y para mí ha sido el mejor regalo que he podido tener como maestro».

El performance es algo con lo que has experimentado desde las artes plásticas y la imbricación con otras manifestaciones como el teatro

«Una de las características de mi obra es que la experimentación ha sido el renglón esencial, donde generalmente voy desechando cosas y voy tomando nuevas, y en esa búsqueda continua mi trabajo se yergue, quizás es por eso la variación de estilos o de discursos en la misma obra, siempre atendiendo al fenómeno del cambio, al fenómeno evolutivo como un paso hacia adelante para desarrollar el trabajo».

Trabajas actualmente desde la galería Fajad Jamís, ¿cómo llegas a la institución?

«Levaba tres años trabajando en Ciego de Ávila, casualmente cierran la academia y me aventuré hacia esa provincia con un amigo a experimentar, a buscar vida. Hace algún tiempo regresé a mi ciudad natal y me integré a este proyecto en el que estaba hace algunos años, lo que pasa es que mi camino me había llevado hacia otro lugar.

«Aquí estoy desarrollando un trabajo que está basado en el fenómeno colectivo, porque estoy tratando de aglutinar a la mayor cantidad de artistas que se acerquen al espacio, participen y desarrollen su obra, específicamente en el grabado, como una manifestación que he llevado conmigo por un período de tiempo.

«Además en este lugar estoy tratando de darle salida a otras inquietudes, como un proyecto que se llama Fiesta arte, una peña mensual donde van a estar invitados músicos, actores y artistas plásticos, siempre en torno al fenómeno del grabado, todo lo nuevo que va sucediendo».

¿Qué te sostiene y te impulsa a continuar creando?

«Yo pienso que el hábito hace al monje y yo tengo el hábito de crear. El día que no haga algo pues siento que pierdo el día. Es una actitud ante todo, la actitud del creador, que ha sido cultivada por años. No pienso que haya un motivo que te sostenga, bueno, puedo decirte que la fe es la cosa más importante que tiene un individuo para proyectarse en la vida».

Hablas mucho de la filosofía, la adaptas a ti, ¿cómo asumes esa necesidad de pensar bien las cosas, de ver qué hay más allá de cada acción, de cada proceso?

«Creo que es inevitable, después de haber estudiado un poquito arte, no convertirse en un pensador que está enjuiciando siempre posturas y actitudes en las artes y en la vida cotidiana, eso es filosofar».

En estas inquietudes de nómada, cuáles son las aspiraciones, los caminos nuevos por los que crees que te va a llevar el arte

«Yo le digo a un amigo que es como una obra recién sacada del horno, tú sientes el olor como del pan fresco, recién hecho; por ese sentido va mi postura, donde hay una pluralidad discursiva, tanto estilística como conceptual.

«Y después, puede sonar un poco como al cubaneo, pero yo pienso desde mi postura que el arte y el desarrollo de la nueva era te brinda la posibilidad de la libertad absoluta y artista debe estar primero en paz consigo mismo, ya después de haber hecho un estudio y de estar consciente de todo.

«Cada artista debe hacer lo que le dé la gana y burlarse de todas las posturas y todo lo que determina cómo deba ser algo, porque hasta cierto punto es una actitud que te puede frenar y quién sabe después de cruzar la calle cuántas cosas te pueden esperar en la otra esquina.

«Es sencillamente recorrer tu camino, que es el tuyo, el individual, y que nadie lo va a poder recorrer por ti y que cada cual, cada individuo debe tener su propia experiencia, y que no es lo mismo conocer el camino que recorrer el camino».

Allí, en el nuevo espacio que le acoge, en la galería Fayad Jamís, va lanzando su convocatoria, modesto, de pocas palabras, pero con el tiempo suyo, pausado, quieto, y a la vez irreverente.

Porque dispara certero, desconoce la meta y eso le satisface; allí está su camino, lleno de las sorpresas que le regalará al espectador, quien se convierte en consumidor activo de su hacer.

Mohamed Roselló apuesta por la pluralidad discursiva, única alternativa que concibe para alcanzar la libertad, esa que acude al encuentro con su arte.

/YMP/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos   en Twitter y Youtube

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yanetsy Palomares Pérez

Periodista. Graduada de la Universidad de Camagüey. Reportera de Radio Victoria. Talentosa comunicadora, amante de los temas culturales. en su corta vida profesional ha demostrado la solidez de su formacíón. conductora del programa de televisión Rostros, del canal Tiempo21 Video-TV, con entrevistas a personalidades de la Cultura, Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @yanetsy12

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − = 7